Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 19 octubre |
San Juan de Brébeuf y compañeros mártires
Aleteia logo
home iconDesde Roma
line break icon

¿Cómo deben operar las órdenes religiosas para no malgastar el dinero de los pobres?

© DR

Ary Waldir Ramos Díaz - Aleteia Team - publicado el 09/08/14

La reforma de Papa Francisco sigue su marcha, las congregaciones religiosas están llamadas a “una sana gestión de los bienes” además de ser transparentes y vigilar el dinero de la caridad

El Vaticano ha publicado esta semana los principios para la administración de recursos al servicio de la ‘caridad’En este sentido, los Institutos de vida consagrada y las Sociedades de vida apostólica han recibido una carta circular con las indicaciones de Papa Francisco sobre las “Líneas orientativas para la gestión de los bienes”. 

El documento que exhorta a usar “el campo de la economía” como “instrumento de la acción misionera”, lleva la firma del cardenal, João Braz de Aviz, Prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y el arzobispo, José Rodríguez Carballo, Secretario del mismo dicasterio. 

A pocos pasos de la Basílica de San Pedro y por un par de euros se puede tocar con mano el documento de orientación que aconseja a los consagrados de colaborar con técnicos y laicos profesionales en economía, fiscalidad y derecho, entre otras novedades. 

La Carta circular ha sido publicada por la Librería Editora Vaticana y es el documento de preparación de la Celebración del Año de la Vida Consagrada que iniciará el próximo 30 de noviembre y se extenderá hasta el 2 de febrero de 2016. 


Al que se le dio mucho, se le pedirá mucho; 
y al que se le confío mucho, se le reclamará mucho más  (Lc 12,48). 

Una fuente del Vaticano reveló que se trata de un documento esencial para todas las Comunidades y refleja las nuevas disposiciones del Papa Francisco en materia económica. Tres son los puntos principales: La gestión de los bienes; la colaboración con la Iglesia local y la formación. 

Veamos los puntos principales de las disposiciones de Papa Francisco

La gestión de los bienes

Se pide fidelidad al carisma pero al mismo tiempo cazar un objetivo común a la caridad evangélica. Se orienta a organizar las obras en prioridades, hacer planificación, hacer presupuestos balances, controlar la gestión, diseñar planes plurianuales, considerar la sostenibilidad, realizar estructuras fáciles de gestionar. 

La colaboración con la Iglesia local

Como punto importante de las nuevas disposiciones, se subraya el diálogo entre la Iglesia local, los institutos y los asesores en situaciones muy concretas: cerrar casas u obras, alienar inmuebles, mantener una presencia religiosa armónica con las necesidades de la ciudad y la diócesis. 

Una novedad importante es que el documento asegura que es “casi imposible prescindir de la colaboración con técnicos, laicos y miembros de otros Institutos”.  Esto robustece la exigencia de hacer la Iglesia no sólo de sacerdotes y consagrados, sino de laicos y laicas preparadas y prontas al servicio común. Esto toca aspectos más complicados como resolver problemas legales, económicos, fiscales y asesoramiento para gastar eficazmente el dinero. 

Formación

El documento también sostiene una formación económica para garantizar “opciones misioneras” “innovadoras y proféticas”.  Confiar a una sola persona, por ejemplo, el ecónomo de la Institución, la responsabilidad exclusiva ha generado un “desinterés por la economía dentro de las comunidades” y esto ha generado una perdida del “contacto con los costos de la vida y los cansancios que la gestión supone”, entre otras argumentaciones. Asimismo, se lamenta una falta de formación de los ecónomos “al paso de las nuevas instancias”. 

Por último, el Dicasterio vaticano confirma que las orientaciones del Papa Francisco sirven para  “vivir evangélicamente la dimensión económica” e impulsar la misión de la Iglesia en el mundo. 

“La Iglesia no es una ONG” dijo el Papa en Río de Janeiro. Sin embargo, es una institución terrena que administra hospitales, hospicios y donaciones, entre otros recursos. Su servicio a los más necesitados requiere eficacia y responsabilidad. De esta idea era San Vicente de Paúl (1581-1660), santo de la caridad, que confirmaba que no hay caridad que valga sin una buena organización

Tags:
papa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
VENEZUELA
Ramón Antonio Pérez
Cuando la vida surge del atroz abuso a joven discapacitada
2
THERESA
Maria Paola Daud
¿Santa Teresa de Ávila fue la inventora de las papas fritas?
3
Gelsomino del Guercio
Carlo Acutis habló de un regalo que le hizo Jesús, ¿de qué se tra...
4
Henry Vargas Holguín
¿Cuál es el pecado contra el Espíritu Santo?
5
squid game
Dolors Massot
¿Qué ocurre con la serie «El juego del calamar» (Squid Game)?
6
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa a los poderosos: “Quiero pedirles en nombre de Dios…”
7
CARLO ACUTIS, CIAŁO
Gelsomino del Guercio
«Cerró los ojos sonriendo»: así murió Carlo Acutis
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.