Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 21 octubre |
Santa Laura Montoya
Aleteia logo
home iconEstilo de vida
line break icon

¡Vacaciones!, ¿y ahora qué hago con los niños en casa?

© cocoparisienne

Aleteia Team - publicado el 28/07/14

Grandes ideas para disfrutar y aprovechar este magnífico tiempo para educar en la libertad

Las vacaciones son un tiempo de descanso, diversión, esparcimiento y reflexión. El tiempo libre o el ocio es una oportunidad maravillosa para educar, para seguir formando.

Y es que los padres de familia no tenemos “vacaciones” para educar; ésta es una tarea que dura toda la vida. ¿Qué pretendemos los padres al educar? Formar seres humanos libres, autónomos, que sean capaces de elegir libremente aquello que los haga felices. Y bien, si ese es nuestro objetivo, hay que aprovechar este magnífico tiempo para educar en la libertad.

No nos angustiemos porque los niños están en casa, hay que disfrutarlos, divertirnos y aprovechar todas las oportunidades para educarlos de una manera diferente, cambiando la rutina, haciendo algo creativo, relajante.

Podemos decir que las vacaciones o el descanso nos pueden ayudar en seis diferentes áreas de nuestra vida:

1. El área de la salud. Las vacaciones implican descanso, reposo, menos presiones, el organismo se relaja de la tensión a la que estuvo sujeto, algo muy necesario. Hay que recuperar fuerzas y lograr que mente y cuerpo se relajen haciendo actividades diferentes.

Estamos sometidos siempre –sobre todo en las grandes ciudades– a horarios rígidos, obligaciones, tránsito etc. y todo esto causa estrés tanto en los adultos como en los niños. Por ello, hay que liberar a nuestro cuerpo de esa presión excesiva que tanto daño le hace.

2. El área recreativa. Hacer actividades diversas que nos distraigan, que nos gusten y nos den diversión: campamentos, paseos, juegos, en fin, todo aquello que disfrutemos.

3. El área cultural y artística. Ésta propicia el desarrollo de la creatividad, de la inventiva. Es realizar proyectos que impliquen un trabajo manual en el que pueda “crear”, "inventar” algo mío, sin restricciones, con mis ideas y espontaneidad. Todo esto implica una cierta disciplina que está implícita en la actividad, pero no se vive como “limitante” o “tediosa”. Hay muchas actividades al respecto: tocar un instrumento musical, pintar un cuadro, remodelar tu cuarto, etc.

4. El área social. Cultivar nuevas amistades, visitar amigos o familiares que vivan en otra ciudad. Así mismo, propiciar actividades que, además de implicar la sociabilidad, manifiesten aptitudes de colaboración, iniciativa, espontaneidad, creatividad, tales como idear una obra de teatro, componer nuevas canciones, organizar un coro. Todo esto, además de divertido, permite la identificación de talentos, aptitudes… datos que son importantes para la educación.

5. El área de virtudes y valores. El tiempo de vacaciones es una oportunidad única para la formación de virtudes y valores en los hijos. Tenemos que aprovechar la “relajación”, el reposo, la alegría, el buen humor para formar virtudes tales como: disciplina, aún en el tiempo libre, que haya horarios, reglas, consecuencias… también podemos formar la generosidad, al compartir mis cosas, mis talentos, mi tiempo; la alegría al saberse felices, al disfrutar del mar, del campo; la gratitud y admiración por tantas cosas que hay que disfrutar y agradecer a Dios, a sus padres y a todas las personas involucradas en ello.

En fin, son muchas las virtudes que, formadas y ejercidas con amor, pueden llevar a la adquisición de grandes valores como la responsabilidad, el compromiso, el respeto y el amor.

6. El área espiritual. No hay que dejar de fomentar esta área tan importante… estar de vacaciones no implica olvidarnos de Dios, dejar las actividades que me acercan a Él y me hacen ser mejor persona. Con los niños, no hay que dejar de ir a misa, de hacer una visita a la Iglesia o rezar juntos en casa y aprovechar cada oportunidad para dar gracias a Dios de todo lo que se tiene y se disfruta.

¿Te das cuenta que las vacaciones son muy ricas por lo que ofrecen y también son divertidas? Hay que gozarlas y disfrutarlas apreciando la riqueza que dejan, siempre y cuando las aprovechemos.

¡Felices vacaciones!

Artículo originalmente publicado por Desde la fe 

Tags:
familiainfanciapaternidadvacaciones
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
2
VENEZUELA
Ramón Antonio Pérez
Cuando la vida surge del atroz abuso a joven discapacitada
3
Francisco Vêneto
Los pasajeros aplauden a los pilotos después de un vuelo de 36 ho...
4
Ary Waldir Ramos Díaz
Un niño le da una lección al Papa Francisco en plena audiencia ge...
5
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa a los poderosos: “Quiero pedirles en nombre de Dios…”
6
newborn
Mathilde De Robien
15 nombres de niña cuyo significado conecta con Dios
7
Felipe Aquino
¿Hay pecados tan graves que no puedan ser perdonados?
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.