Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 24 junio |
San José Cafasso
home iconA Fondo
line break icon

La información como mercancía: ¿y la verdad?

Sean Gallup

Pablo Mier y Terán - publicado el 12/07/14

“Cuando se descubrió que la información era negocio, la verdad dejo de ser importante” Kapunscinski

Después de tres meses de negociaciones y de un debate en el pleno  que se prolongó por más de 17 horas, el Senado mexicano aprobó las leyes secundarias de la reforma en telecomunicaciones, que incluyen puntos como la preponderancia de empresas por sector, la fecha límite para la transición de la televisión analógica a digital y restricciones al cobro de servicios en telefonía.

Entre ellas están fijar el 31 de diciembre de 2015 como fecha límite para que termine la transición a la televisión digital, que a partir del 1 de enero de 2015 los concesionarios de telefonía no puedan imponer cobros especiales por llamadas de larga distancia a teléfono fijos o móviles, y que los usuarios de celulares por esquema de prepago puedan consultar su saldo de forma gratuita.

El Presidente Peña Nieto felicitó a través de Twitter a los legisladores por la aprobación de las leyes, que dijo "permitirán mayor competencia y mejores tarifas".

Queremos y necesitamos algo más que competencia y tarifas, aunque hemos de reconocer que se ha dado un primer paso. 

Es importante en materia de telecomunicaciones, si queremos ser más libres y democráticos, mirar a los contenidos; es la otra reforma que el país necesita aunque no necesariamente deberá emanar del estado.

El tema no es nuevo, en México como en una buena parte del planeta a la información se le da el trato de mercancía. Bajo la máxima de que toda empresa, incluso la informativa, se organiza para el lucro, se acepta que la actividad informativa no se diferencia sustancialmente de cualquier otra actividad industrial, comercial, o de servicios. La información se confunde entonces con una mercancía.

Nacen por todos lados y México no es la excepción los "mercaderes de la información". Es el capitalismo informativo donde los medios para sus propietarios son "meras inversiones de capital", sometidas a múltiples presiones, "cuyo objeto no es otro que el aumento máximo de beneficios".

Y perdóneme usted pero no es lo mismo una fábrica de calzado que una fábrica de noticias; en primer lugar porque las noticias no se fabrican, se investigan. Entre un periodista y un zapatero –con todo el respeto para ambas profesiones- hay una diferencia abismal, el buen zapato se hace al gusto y a la medida del público, la noticia de acuerdo a la realidad.

Es así que la actividad de los informadores, comunicadores o periodistas se conecta con un trabajo predominantemente inmaterial, espiritual, simbólico que debe ser siempre respetado por los dueños del medio. El trabajo informativo moviliza, en los informadores, no sólo sus hábitos intelectuales sino también los morales. Por eso es una profesión liberal. Por eso requiere libertad e independencia.

Si esta reforma favorece competencia y tarifas, el pueblo de México lo celebra, pero espera igualmente otra reforma –cuyo origen deberá estar en los mismos medios- que favorezca libertades.

Con la aparición de las redes sociales que dan voz a los sin voz, las grandes empresas informativas del país, llámense Televisa, TV Azteca, MVS, El Universal, Reforma, solo por citar algunas… saben que la audiencia espera una postura siempre honesta y comprometida con la verdad bajo peligro de ser tarde o temprano desconectadas por las mayorías.

Finalmente hemos de preguntarnos y preguntar a los medios y mis colegas periodistas hasta donde ha sido esa falta de compromiso con la verdad lo que ha apagado el fuego y la ambición vital de aquellos mexicanos que no alcanzan a ver más allá del dinero, la apariencia, el bienestar, la apatía y el conformismo.

Tags:
medios de comunicacionmexicoperiodismo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
CHIHUAHUA
Jesús V. Picón
El enfermero que moría de COVID y su mensaje de confianza en Dios
2
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
3
MARIA VIANNEY
Maria Paola Daud
Para cuando te entra el hambre: Los Matefaims del cura de Ars
4
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
5
Redacción de Aleteia
Papa Francisco: Que sus hijos los vean besándose
6
BART DE WEDER
Aleteia Image Department
Custodio de un pequeño milagro
7
father and son
Cecilia Zinicola
Cómo honrar a padres que son difíciles
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.