Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 30 noviembre |
San Andrés Apóstol
home iconEspiritualidad
line break icon

Papa Francisco, Católico Evangélico

AP Photo/Gregorio Borgia

Dwight Longenecker - publicado el 05/07/14

Estamos siendo testigos de los frutos de una realineación histórica en el Cristianismo

A principios de este año un suceso extraordinario tuvo lugar en el Vaticano. El obispo Tony Palmer, un obispo disidente de la Iglesia anglicana, se reunió con Papa Francisco. Palmer y el entonces, arzobispo Bergoglio eran amigos desde el momento en el que el ministro evangélico carismático fue misionero en Argentina.


Una vez comenzó a vestir la sotana blanca, Papa Francisco telefoneó a Palmer y le pidió que se reuniese con él. En un largo desayuno el Papa le preguntó a Tony Palmer que podía hacer para alentar la unidad con los protestantes evangélicos. El obispo Tony sacó su iPhone y le dijo: “¿Por qué no grabar un saludo para el influyente grupo de cristianos carismáticos con los que me reúno en Texas la semana que viene?"

Papa Francisco accedió y el vídeo de saludo se puede ver aquí. Después de este saludo del Papa a la conferencia de líderes protestantes evangélicos, el televisivo evangélico Kenneth Copeland dio una cálida respuesta y declaró que quería visitar al Papa.

Esa reunión ha tenido lugar ahora. Rick Wiles cuenta que una delegación dirigida por Tony Palmer viajó a Roma y se reunión con Papa Francisco durante tres horas. James y Betty Robison, presentadores del programa de TV: Life Today, y Kenneth Copeland, fundador de los ministerios Kenneh Copeland estuvieron acompañados por el reverendo Geoff Tunnicliff, CEO del World Evangelical Alliance; rev. Brian Stiller y el reverendo Thomas Shirrmacher, también de la World Evangelical Alliance. También asistieron el Rev. John Arnott y su mujer Carol, co-fundadores del Partners for Harvest Ministries de Toronto, Canadá.

Esta reunión es muy importante ya que no hace mucho los conservadores evangélicos de América del Norte consideraban a la Iglesia Católica como “la gran prostituta de Babilonia” y al Papa como el Anticristo.

Los líderes evangélicos no sólo quedaron impresionados por la sencillez y la cálida bienvenida del Papa Francisco, aunque también ellos sentían una comunión en Cristo que había faltado en el pasado.

¿Cómo se entiende la calidez entre los protestantes evangélicos conservadores y el Papa Francisco? Estamos asistiendo a los frutos de una realineación histórica en el Cristianismo.

Desde hace algún tiempo la división real en el Cristianismo no es entre católicos y protestantes, si no entre los cristianos que creen en una religión revelada y los que creen en una religión relativa. La división real es entre los progresistas que desean alterar la fe histórica de acuerdo con el espíritu de la época, y aquellos que creen que es el espíritu de la época el que debía ser interpelado por la eterna e inmutable verdad del Evangelio cristiano.

Aquellos que creen en una forma del Cristianismo progresista, relativa y modernista quieren descartar el elemento milagroso de la religión, creen que la Iglesia y las Escrituras son meramente accidentes de la historia y piensan que la Iglesia debería adaptarse completamente a las necesidades de la sociedad moderna. Los progresistas consideran a la Iglesia como un agente social del cambio y piensan que el deber principal de los cristianos es ser activistas políticos.

En el otro lado están los que creen que el Evangelio de Jesucristo ha sido revelado por Dios para la salvación de las almas y la transformación del mundo. Estos históricos cristianos piensan que las Escrituras han sido inspiradas por Dios y que el Evangelio no puede ser modificado por las culturas de las distintas épocas. Deberían ser llamados cristianos clásicos porque creen la “antigua, antigua historia” de la humanidad pecadora y en un Dios misericordioso que entregó a su propio Hijo para la salvación del mundo.


Cristianos progresistas y clásicos aparecen en todas las denominaciones y estructuras eclesiales. Hay católicos clásicos y progresistas como también hay protestantes clásicos y progresistas. El reciente encuentro entre Papa Francisco y los líderes evangélicos revela que hay más en común entre los cristianos clásicos que entre los cristianos clásicos y los progresistas. 

Lo más sorprendente del Papado es que las palabras y las acciones de los Papas no solo están firmemente arraigadas en el pasado, sino que a menudo son proféticas sobre el futuro. Las palabras y acciones de San Juan Pablo II y Benedicto XVI estaban enraizadas en el pasado pero a la vez proyectadas en el futuro.

De la misma manera con Papa Francisco. Su encuentro con los líderes evangélicos destaca una nueva realineación en el Cristianismo mundial. A medida que los cristianos progresistas se fusionan cada vez más con el espíritu de la época, la división entre ellos y los cristianos clásicos se hace exponencialmente más pronunciada. Mientras esto sucede los cristianos clásicos de todas las denominaciones se irán uniendo cada vez más, cooperando más estrechamente. Los cristianos clásicos de la ortodoxia del este, los católicos romanos, los anglicanos y evangélicos clásicos encontrarán un entendimiento y acuerdo creciente.

La cada vez más estrecha comunión con los evangélicos se acelerará de la misma forma que los cristianos progresistas se convertirán en algo que deja de ser cristiano. El acercamiento entre los evangélicos clásicos y los católicos florecerá dela misma forma que surgirán fuerzas oscuras en varios frentes contra Cristo y su Iglesia. La oposición al cristianismo clásico y la amenaza de persecución que se está cociendo dará un nuevo y más profundo significado al término “católicos evangélicos”.

Fr. Dwight Longenecker es el autor de More Christianity: Finding the Fullness of the Faith.

Tags:
ecumenismoevangelicospapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
APOKALIPSA
Vatican Media
El Papa: Está acabando una civilización que s...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
OLD WOMAN, WRITING
Cerith Gardiner
Carta de una mujer de 107 años para luchar co...
WEB2-IRAN-CAPTURE
Zoe Romanovsky
Cineasta de 20 años gana premio por la podero...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.