Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Fútbol: La gran revelación de este Mundial, Costa Rica

© KIERAN MCMANUS / BACKPAGE IMAGES LTD / DPPI MEDIA
Los jugadores de Costa Rica se arrodillan y rezan mientras se realiza el lanzamiento de penaltys durante el partido de fútbol de la Copa Mundial de la FIFA 2014, en Arena Pernambuco en Recife, Brasil.
Comparte

Un equipo que reza unido: bonito testimonio de Keylor Navas, el portero

Dentro del llamado  grupo de la muerte, es, sin duda, la selección más admirada de todas las que han disputado el torneo. El ejemplar comportamiento de Costa Rica, capaz de sorprender a todos los especialistas del planeta al pasar a octavos como invicta frente a tres campeonas del mundo como Italia, Inglaterra y Uruguay, no tiene precedentes en la historia del torneo.
 
Esto nos decía una lectora de Aleteia:
 
Hola… Me gustaría que hicieran un artículo sobre la humildad que hoy demostró el equipo de Costa Rica… No soy de ese país, pero estuve viendo el juego y me gustó mucho que cuando fueron a los penaltis, el equipo se arrodilló y oraba…Cada uno de sus jugadores se hacía la cruz cuando les tocaba patear el balón. Me pareció que la presencia de Dios, la fe, la esperanza y la humildad jugaron un papel muy importante. Gracias.

Pero la gran estrella del equipo es, su guardameta, Keyton Navas que en la tanda de penaltis, realizó una gran estirada y sacó una mano de puros reflejos desviando un lanzamiento que parecía gol, dando el triunfo y el pase a Costa Rica. Un evento histórico, ya que es la primera vez que el país costaricense accede a cuartos de final de un Mundial, habiendo pasado además por el llamado "grupo de la muerte".

Y, como él mismo dice, es que antes de cada partido "Hablo con Dios y le pido que me ayude. Le digo que todo lo que voy a hacer en el partido es para su gloria. Le pido que me ponga un ángel a cada lado, en cada poste, y que esté detrás mío para que todo salga bien".
 
En su  twiter, Keylor  ha puesto una foto del penalti detenido con este texto: "Esta parada es para Dios, mi familia, mis compañeros, para toda Costa Rica.
 
Los datos estadísticos confirman a Keylor Navas como el actual mejor portero de la Liga BBVA y sus grandes paradas también asombran en el Mundial de Brasil donde juega con la selección de su país. El arquero percibe uno de los salarios más bajos del equipo (300.000 euros brutos) y su cláusula de rescisión asciende hasta los 10 millones, aunque el 20% de un hipotético traspaso le pertenece al futbolista. Además, Keylor dejará de ocupar una licencia como jugador extracomunitario porque obtendrá la doble nacionalidad en el plazo de unos meses.
 
Pero Keylor Navas no es un portero cualquiera. Es un portero de Cristo. Antes de empezar cada partido, el arquero del Levante y de la selección de Costa Rica se arrodilla en la línea de cal, bajo los palos, abre los brazos y ora a Dios con la mirada al infinito. "Así lo hago y así lo haré, aunque haya gente que me insulte en algunos campos, que me diga que adónde voy, que soy un gilipollas porque Dios no existe", explica muy educado y a la vez muy firme.

Frente a los escépticos y las críticas más ácidas, Navas se apoya en las lecturas de la Biblia, su libro de cabecera: "Gálatas 1-10 es mi pasaje preferido… ‘¿Acaso yo busco la aprobación de los hombres o la de Dios? ¿Piensan que quiero congraciarme con los hombres? Si quisiera quedar bien con los hombres, no sería servidor de Cristo", recita de memoria, consciente de que el ritual que desempeña cada jornada y su fiabilidad bajo los palos le han convertido en uno de los porteros más respetados a nivel mundial.
 
Esto responde Kerylor Navas en una entrevista realizada por el diario Levante EMV:
 
– Alude con frecuencia a dos pilares: las convicciones religiosas y la familia.

Para mi Dios es lo primero y luego mi familia. Es mi forma de vivir, mi forma de ver las cosas. Me permiten vivir feliz.

– ¿Qué le aporta la espiritualidad?

Dios para mí lo es todo. Me ha dado salud y un gran trabajo que debo aprovechar. No voy a sentarme en el sillón de mi casa y esperar que todo venga, sé que debo esforzarme y trabajar. Muchas veces no nos damos cuenta de que el mero hecho de tener salud ya es algo impresionante. Habitualmente lo tenemos y no le damos el valor necesario. Me siento muy feliz de poder estar sano y bien.

– Cuando antes de los partidos realiza el rito de rodillas. ¿En qué piensa, qué reza, en ese momento de soledad?

Hablo con Dios y le pido que me ayude. Le digo que todo lo que voy a hacer en el partido es para su gloria. Le pido que me ponga un ángel a cada lado, en cada poste, y que esté detrás mío para que todo salga bien. Me aporta confianza, tranquilidad. Si he llegado hasta la cancha es porque Él lo quiso y lo disfruto al máximo.

– Tiene un pasaje favorito de la Biblia. El Gálatas 1:10, que dice: « ¿ yo busco la aprobación…»

(Interrumpe) «… de los hombres, sino la aprobación de Dios? Si buscara la aprobación de los hombres, ya no sería un hijo de Dios».

– ¿Qué significa para usted? ¿Cómo lo aplica en su vida?

Muchas veces la gente se puede burlar de uno por creer en Dios. En muchos estadios cuando me hinco a rezar la gente me insulta. Si me importara lo que la gente pensara de mi, dejaría de recordar ese pasaje. Tengo mi fe firme en mi forma de vivir, creo que no le hago ningún daño a nadie. Respeto la forma de vivir de todas las personas. Lo que Dios diga para mi es lo más importante y ese pasaje cambió mi vida, antes de conocerle y tener mi relación con él. Uno puede preocuparse sobre qué piensa la gente si hago un cambio en mi vida o tomo otra manera de ver las cosas. Y en cambio ese pasaje a mi me dio fe.

– ¿Cree que en el actual contexto de crisis económica y de valores, la sociedad necesita más espiritualidad?

En España o en cualquier otro país hay necesidades. Si nos ayudásemos todos, habría menos pobreza. Al final siempre va a quedar la discusión de los que tiene más o menos cosas materiales nunca hacen nada. Yo sé lo que es con poco o muy poco dinero dar de comer a una familia. Y en la calle hay muchos casos, que uno no se hubiera llegado a imaginar. La ayuda no tiene por qué ser con dinero, ni mucho menos. Puede ser con tiempo, o con tantas cosas con las que se puede ayudar. Tenemos cosas en casa que no utilizamos, como el carrito de un bebé, que se lo podemos dar a una persona y sacarle una sonrisa. Quizá sea algo insignificante para nosotros pero no para ellos. Son acciones que nos ayudan a valorar la vida.

– Para usted que tiene esas convicciones y las ejerce, ¿qué piensa de la imagen que transmiten muchos jugadores, que parece alejada de la realidad?

Yo no puedo juzgar lo que reflejan las grandes estrellas. Sólo vemos lo que sale por televisión, el espectáculo, la prensa mueve muchas cosas… Pero no conocemos realmente a esas personas, ni qué hacen en su vida cotidiana, como papás, como hermanos, como hijos. Igual son personas muy solidarias pero nadie lo sabe, que no necesitan que se sepa que ayudan, que lo hacen por corazón y no para lucirse.

– Esta temporada tiene muchos compañeros de creencia musulmana. ¿Cómo es la convivencia?

Es muy buena, cada uno tiene sus creencias. Pienso que Dios puede tener diferentes nombres pero es el mismo (ríe). Cada uno puede llamarle como quiera. Yo creo en Dios, no discuto ninguna religión.

– ¿Cómo se digiere haberse convertido en el portero de moda?

Siempre me gusta tener un equilibrio, un balance. En lo negativo no hay que hundirse y salir adelante. En los momentos buenos no hay que llenarse de gloria. Hay que disfrutar, porque se trabaja muy fuerte para hacer las cosas.

Y esta es la gran revelación del equipo de Costa Rica: la fe en Dios sale a relucir precisamente en los momentos difíciles de la vida de las personas.

La FIFA hizo un intento de eliminar las manifestaciones religiosas de los deportistas; ya se ve que es una pretensión inútil porque la espontaneidad de los jugadores les lleva a manifestar su fe en Dios ante millones de espectadores.
 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.