Aleteia

Chase Hilgenbrinck: El futbolista profesional que eligió ser sacerdote

Comparte

Dios no me ha quitado el fútbol, porque él nunca reniega de los dones que nos da

Revolucionó el mundo del deporte al anunciar que se iba al seminario para ser sacerdote católico. Chase Hilgenbrinck fue un prometedor jugador de futbol profesional en Chile y Estados Unidos. El año pasado escribía contando el por qué de su vocación, en una carta reproducida por el "Catholic Post" de Illinois:

"Muchos de mis amigos se preguntaban por qué Dios "me apartó del fútbol", y lo que haría sin él. Quiero recordarles que nuestro Señor no reniega de los dones que Él nos ha dado, sino que nos pide que los utilicemos de una manera diferente. En vez de ser un jugador en un equipo, ahora entreno, dirijo y soy capitán de nuestro equipo de fútbol del seminario, que juega en un torneo anual contra otros seminarios en la costa este; Sirvo como capellán del equipo de fútbol Mount St. Mary de Primera División, y a menudo mepiden que dé charlas a los jóvenes atletas sobre la naturaleza complementaria de los deportes y la fe". 

"Me encanta ser católico. . . . No veo la hora de ser sacerdote". 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.