Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Violaciones a los derechos humanos en cárceles argentinas

© aica
Comparte

La Pastoral Carcelaria denuncia abusos de autoridad

Ante la reciente difusión de imágenes de requisas vejatorias y maltratos a internos, que se produjeron en 2013 en el Centro Penitenciario de San Luis, la Pastoral Carcelaria Argentina denunció “abusos de autoridad y las flagrantes violaciones de los derechos humanos y de la dignidad de las personas, desde la convicción de lo sagrado de cada ser humano, inspirados en los textos sagrados que transmiten la sabiduría de Dios y el justo camino de desarrollo integral para las personas y la sociedad”.
 
Un comunicado firmado por el secretario ejecutivo, el presbítero Javier Ladrón de Guevara, advirtió que estos abusos se realizan en “numerosos” centros penitenciarios, y aseguró que “de nada sirven la privación de la libertad, y menos si no se provee una educación integral de la persona, como un proceso continuo, permanente y participativo que busca desarrollar armónica y coherentemente todas y cada una de las dimensiones del ser humano a fin de lograr su realización plena en la sociedad”.
 
“Creemos que bajo ningún aspecto se pueden permitir y aceptar estos hechos aberrantes que denigran la condición humana, tanto del que las sufre como del que las genera, rebajando toda relación a una actitud que atenta contra los derechos fundamentales de la persona, como actos inhumanos y crueles”, subrayó.
 
Asimismo, afirmó que “ante esta violación sistemática de los Derechos Humanos, porque se ha actuado conociendo dichos derechos, el Servicio Penitenciario debe dar los pasos adecuados, para que el personal sea formado, capacitado y evaluado, sabiendo que debe respetar la dignidad del hermano preso”.
 
Por último, la Pastoral Carcelaria pidió al Estado, a los gobernantes y a la ciudadanía pensar “en otras formas de relaciones humanas posibles. No es la represión, el descarte, el aislamiento lo que nos hará mejores personas, será evitar todo lo que nos lleva a situaciones límites, para no ser cómplice de actitudes que nos degradan y destruyen”
 
Artículo originalmente publicado por AICA
 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.