Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 14 mayo |
San Matías
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Está Dios en sus criaturas, por pequeñas que sean?

© Jim Hammer

Aleteia Team - publicado el 20/05/14

Es necesario que Dios esté presente en todas las cosas en cuanto tienen ser, decía santo Tomás

El ser nos trae noticia de Dios, la existencia de las cosas y de los hombres nos aporta el suave perfume del Creador.

Dice Ángel Luis González en su muy didáctica obra ‘Ser y Participación’ que la presencia del Ser Divino en el ser de cada creatura no es algo meramente teorético, sino que tiene un aspecto religioso, en el sentido de que bien visto, el ser de la criatura manifiesta la causalidad del Creador y al Creador mismo. La mera existencia de cada criatura es una ocasión para concluir la existencia de Dios.

Esto anterior, en un lenguaje más llano, simplemente repite aquello que ya nos dice la Escritura: "El cielo proclama la gloria de Dios, el firmamento pregona la obra de sus manos: el día al día le pasa el mensaje, la noche a la noche se lo susurra. Sin que hablen, sin que pronuncien, sin que resuene su voz, a toda la tierra alcanza su pregón y hasta los límites del orbe su lenguaje". Salmo 18 (2-7)

Esta es la verdadera sabiduría: ver a Dios en sus obras.

Esa conclusión resuelve un problema que muchas veces se plantea en la vida espiritual y que es el siguiente: Al final, ¿son buenas o son malas las creaturas para la salud espiritual del hombre?

"Huid de las creaturas", dicen algunos manuales de piedad. El profundo Kempis en su Imitación de Cristo tiene un acápite titulado "Del desprecio de todas las criaturas para hallar al Criador", donde se puede leer: "Por esto pues, se hallan pocos contemplativos, porque son raros los que saben desasirse del todo de las creaturas y de lo perecedero".

Es que la mera criatura sí puede ser un obstáculo, cuando ahí detenemos nuestro caminar que siempre debe enrumbarse al Absoluto. Pero la criatura también puede ser un puente, cuando comprendemos que la criatura es inexplicable sin el Creador.

Verdaderamente, Dios no solo creó, sino que mantiene en el ser a las criaturas:

La presencia del Ser en el ser del ente no es transeúnte sino permanente: ninguna criatura puede mantener su ser, perdurar en el ser si la causa creadora no mantiene su actuación, ya que depende de ella en su ser y en su obrar, es decir, son efectos suyos, y suprimida la causa desaparece el efecto.

He aquí un texto de Tomás de Aquino que sintetiza lo que se acaba de señalar: ‘Dios es ‘per se’ causa directamente del mismo ‘esse’, como comunicando el ser a todas las cosas, al igual que el sol comunica la luz al aire y a lo demás que es comunicado por él. Y lo mismo que para la conservación de la luz en el aire se requiere que perdure la iluminación del sol, así para que las cosas sean conservadas en su ser, es preciso que Dios conceda el ser incesantemente (Deus esse incessanter tribuat rebus) y en consecuencia todas las cosas no solo cuando comienzan a ser, sino también en cuanto son conservadas ‘in esse’se comparan a Dios como lo hecho al que lo hace…

Es necesario que Dios esté presente en todas las cosas en cuanto tienen ser. El ser es lo que más íntimamente está presente en todo; luego es preciso que Dios esté presente en todas las cosas (Comp. Theol., I, c. 130). 1


Por tanto, ahí, sí, en las criaturas, Dios está constantemente presente.


Esto quiere decir que cuando no vemos a Dios en las criaturas sino que vemos a la mera criatura, lo que estamos viendo no es sino la más exterior de las exterioridades, pues lo más íntimo de cada criatura es su ser, y este ser fue creado, es sostenido, y no es más que una participación de Dios.

Entonces queda hecha la invitación: descubrir detrás de las meras apariencias de las cosas, la más profunda realidad, que es la realidad divina, esa que sí nos sacía, esa que que es el mayor anhelo de lo más profundo de nuestro ser.

Por Saúl Castiblanco

___


1 González, Ángel Luis. Ser y Participación – Estudio sobre la Cuarta Vía de Tomás de Aquino. EUNSA. 3ra. Edición. Barañáin – España. 2001. p. 253.



Artículo publicado originalmente por Gaudium Press

Tags:
creaciondios
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
2
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
3
Philip Kosloski
5 revelaciones sorprendentes del «tercer secreto» de Fátima
4
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa cuenta que vio un milagro por intercesión de la Virgen de...
5
POPE FRANCIS
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa instituyó el ministerio del catequista en la Iglesia
6
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
7
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.