Aleteia

Papa Francisco llamó a la madre de la joven María Cash, desaparecida en 2011

© Public Domain
Comparte

El padre de la joven murió buscándola

María del Carmen Gallegos, la madre de María Cash, la joven de la que no se tienen datos de su paradero desde 2011, recibió el llamado telefónico del papa Francisco, quien le dio el pésame por la muerte de su esposo, fallecido recientemente en un accidente automovilístico mientras buscaba a su hija. El pontífice le dijo que ¨sentía mucho su fallecimiento y que no se lo merecía¨.

  María del Carmen Gallegos, la madre de María Cash, la joven de la que no se tienen datos de su paradero desde 2011, recibió el llamado telefónico del papa Francisco, quien le dio el pésame por la muerte de su esposo, fallecido recientemente en un accidente automovilístico mientras buscaba a su hija.
 
El pontífice le dijo que que "sentía mucho su fallecimiento y que no se lo merecía".
 
En respuesta, la madre de María Cash, le escribió una carta de agradecimiento: "En la tarde del sábado a las 14:45 recibí uno de los llamados más esperados desde la desaparición de mi hija María. Con la humildad que lo caracteriza, la voz de Su Santidad el papa Francisco me llenó del amor, la fe y la esperanza que hace casi tres años desaparecieron de mi vida. Esta horfandad en la que transito mis días pareció esfumarse al menos por un momento, el Santo Padre me estaba llamando”.
 
“Me dio su total apoyo, me demostró su preocupación con cariñosas palabras y dijo que rezaba por el alma de mi marido, mi familia y por mí. Nada más puedo pedirle al Papa que haberme devuelto la fortaleza para seguir adelante con la búsqueda de mi hija”, subrayó.
 
La mujer dijo que “soy una madre, esposa y ciudadana golpeada por los flagelos que castigan a la Argentina. Una madre sin hija, producto de la inseguridad. Una esposa sin marido, producto de la inseguridad vial. Una ciudadana sin justicia, víctima de la ineficiencia e ineptitud de un Poder Judicial que pretende justificarse en la falta de recursos, que luego veo malgastar. Del mismo modo que el llamado y la oración de su Santidad me enriquecieron el alma, deseo que esta carta no se transforme en uno más de los tantos pedidos desesperados de justicia que escuchamos diariamente, sino en una acción concreta por parte del Juez Miguel Antonio Medina, titular del Juzgado Federal Nº 2 de Salta y del Gobierno Nacional y Provincial de Salta”.
 
“Todos ellos responsables primarios por una búsqueda que hasta ahora no ha tenido ningún resultado. No quiero despedirme sin agradecer nuevamente a Su Santidad el papa Francisco por el llamado, a muchísima gente buena que me ha acompañado de las más diversas formas y especialmente a Dios por darme las fuerzas para seguir adelante en la búsqueda de mi hija María", concluyó
 
Artículo publicado originalmente por AICA

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.