Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 03 diciembre |
San Habacuc
home iconEspiritualidad
line break icon

Papa Francisco: La Iglesia no es un buen sitio para los "trepas", es más sano el alpinismo

© DR

Radio Vaticano - publicado el 05/05/14

Homilía hoy en la Domus Santa Marta

En la Iglesia hay personas que siguen a Jesús por vanidad, sed de poder o dinero; el Señor nos dé la gracia de seguirlo solo por amor: es la oración que ha hecho el Papa durante la Misa presidida esta mañana en Santa Marta.

Tomando como punto de partida el Evangelio del día, en el que Jesús reprende a la gente porque lo busca solo después de saciarse tras la multiplicación de los panes y de los peces, el Papa invita a plantearnos si seguimos al Señor por amor o por alguna ventaja. “Porque nosotros somos todos pecadores, observó, y siempre hay algo de interesado que debe ser purificado al seguir a Jesús y debemos trabajar interiormente para seguirlo por amor”. “Jesús, afirma Papa Francisco, advierte de tres actitudes que no son buenas al seguirle o al buscar a Dios. El primero es la vanidad”. En especial, se refiere a las personas notables, a los “dirigentes” que hacen limosna o ayunan para hacerse notar.

“Estos dirigentes querían pavonearse, a ellos les gustaba, por decir la palabra justa, les gustaba pavonearse y se comportaban ¡como verdaderos pavos reales! Eran así. Y Jesús dice: ‘No, no: esto no funciona. No funciona. La vanidad no ayuda’. Y algunas veces, nosotros hacemos cosas tratando de dejarnos ver, un poco buscando la vanidad. Es peligrosa la vanidad, porque nos hace resbalar hacia el orgullo, la soberbia y todo termina allí. Y me hago la pregunta: yo ¿cómo sigo a Jesús? Las cosas buenas que hago, ¿las hago a escondidas o me gusta dejarme ver?”

“Y yo también pienso en nosotros, en nosotros los pastores”, dijo el Papa, porque “un pastor que es vanidoso no hace bien al pueblo de Dios”: puede ser sacerdote u obispo, pero “no sigue a Jesús”, si le “gusta la vanidad”. “La otra cosa que Jesús reprende a los que le siguen, afirma, es el poder”.

“Algunos siguen a Jesús, pero un poco no del todo conscientemente, un poco inconscientemente, pero buscan el poder, ¿no? El caso más claro es el de Santiago y Juan, los hijos de Zebedeo que le pedían a Jesús la gracia de ser el primer ministro y vice primer ministro, cuando viniera el Reino. ¡Y en la Iglesia hay mucho trepa! Hay muchos, que llaman a la Iglesia para… Pues si te gusta, ve al norte y haz alpinismo: ¡es más sano! Pero no vengas a la Iglesia para subir. Jesús reprende a estos trepas que buscan el poder”.

“Solo cuando viene el Espíritu Santo, observó el Papa, los discípulos cambian. Pero el pecado en nuestra vida cristiana permanece y nos hará bien plantearnos la pregunta: ¿yo como sigo a Jesús? ¿Para Él solo, también hasta la Cruz o busco el poder y uso a la Iglesia un poco, la comunidad cristiana, la parroquia, la diócesis para tener un poco de poder?”. “La tercera cosa que nos aleja de la rectitud de intenciones, destaca, es el dinero”.

“Los que siguen a Jesús por el dinero, con el dinero, tratan de aprovecharse económicamente de la parroquia, de la diócesis, de la comunidad cristiana, del hospital, del colegio… Pensemos en la primera comunidad cristiana, que tuvo esta tentación: Simón, Ananías y Safira… Esta tentación estuvo desde el principio y hemos conocido a muchos buenos católicos, buenos cristianos, amigos, benefactores de la Iglesia, con honores varios…¡muchos! Y después se ha descubierto que han hecho negocios un poco oscuros: eran verdaderos negociantes y han hecho mucho dinero. Se presentaban como benefactores de la Iglesia pero tomaban mucho dinero y no siempre dinero limpio”.

“Pidamos al Señor la gracia, concluyó el Papa, que nos dé el Espíritu Santo para ir detrás de Él con rectitud de intención: solo Él. Sin vanidad, sin deseo de poder y sin desear el dinero”.

Tags:
papa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.