Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 04 diciembre |
San Juan Damasceno
home iconEspiritualidad
line break icon

Papa Francisco: No soy anticuado, el diablo también está en el siglo XXI

Wikimedia Commons

Radio Vaticano - publicado el 11/04/14

Homilía hoy en la Domus Santa Marta

Aprendamos del Evangelio a luchar contra las tentaciones del demonio, Así lo dijo el Papa Francisco hoy en la misa en Casa Santa Marta. El Pontífice subrayó que el diablo no quiere nuestra santidad. Y reafirmó que la vida cristiana es precisamente una lucha contra el mal.

“La vida de Jesús fue una lucha. Él vino para vencer el mal, para vencer al príncipe de este mundo, para vencer al demonio”. El Papa Francisco exhortó así en su homilía, dedicada por entero a la lucha contra el demonio. Una lucha, dijo, que debe afrontar cada cristiano. El demonio, subrayó, “tentó a Jesús muchas veces, y Jesús sintió en su vida las tentaciones” como “también las persecuciones”. Y advirtió que nosotros los cristianos, “que queremos seguir a Jesús”, “debemos conocer bien esta verdad”.

“También nosotros somos tentados, también nosotros somos objeto del ataque del demonio, porque el espíritu del Mal no quiere nuestra santidad, no quiere el testimonio cristiano, no quiere que seamos discípulos de Jesús. ¿Y cómo hace el espíritu del Mal para alejarnos del camino de Jesús con su tentación? La tentación del demonio tiene tres características y nosotros debemos conocerlas para no caer en las trampas. ¿Cómo hace el demonio para alejarnos del camino de Jesús? La tentación empieza levemente, pero crece: siempre crece. Segundo, crece y contagia a otro, se transmite a otro, intenta ser comunitaria. Y al final, para tranquilizar el alma, se justifica. Crece, se contagia y se justifica”.

La primera tentación de Jesús, observó, “casi parece una seducción”: el diablo dice a Jesús que se tire del Templo y así, sostiene el tentador, “todos dirán: ‘¡Aquí está el Mesías!’”. Es lo mismo que hizo con Adán y Eva: “Es la seducción”. El diablo, dijo el Papa, “casi habla como si fuera un maestro espiritual”. Y “cuando es rechazada”, entonces “crece: crece y se vuelve más fuerte”. Jesús, comentó el Papa, “lo dice en el Evangelio de Lucas: cuando el demonio es rechazado, gira y busca algunos compañeros y con testa banda, vuelve”. Por tanto “crece también implicando a otros”. Así “sucedió con Jesús”, “el demonio implica” a sus enemigos. Y lo que “parecía un hilo de agua, un pequeño hilo de agua, tranquilo – advierte el Papa Francisco – se convierte en una marea”. La tentación “crece, y se contagia. Y al final, se justifica”. El Papa recordó que cuando Jesús predica en la Sinagoga, en seguida sus enemigos le minusvaloran, diciendo: “¡Pero si este es el hijo de José, el carpintero, el hijo de María! ¡Nunca ha ido a la universidad! ¿Con qué autoridad habla? ¡No ha estudiado!”. La tentación, dijo, “implicaba a todos contra Jesús”. Y el punto más alto, “más fuerte de la justificación – reveló el Papa – es el del sacerdote”, cuando dice: “¿No sabéis que es mejor que un hombre muera para salvar al pueblo?”.

“Tenemos una tentación que crece: crece y contagia a los demás. Pensemos en una habladuría, por ejemplo: uno tiene un poco de envidia de otra persona, otra, y al principio tiene la envidia dentro, solo, y tiene que compartirla, y va a otra y le dice: ‘¿Pero tu has visto a esa persona?’ … e intenta crecer y contagia a otro y a otro … Pues este es el mecanismo de las habladurías, y todos nosotros somos tentados de hacer habladurías. Quizás alguno de vosotros no, si es santo, pero yo también me he visto tentado de hacer habladurías. Es una tentación cotidiana, esa. Pero empieza así, suavemente, como el hilo de agua. Crece por contagio y al final se justifica”.

Estemos atentos, dijo el Pontífice, “cuando, en nuestro corazón, sentimos algo que acabará por destruir” a las personas. “Estemos atentos – subrayó – porque si no detenemos a tiempo ese hilo de agua, cuando crecerá y se contagiará será una marea tal que sólo nos llevará a justificarnos mal, cómo se justifican estas personas”, afirmando que “es mejor que muera un hombre por el pueblo”.

“Todos somos tentados, porque la ley de la vida espiritual, nuestra vida cristiana, es una lucha: una lucha. Porque el príncipe de este mundo – el diablo – no quiere nuestra santidad, no quiere que sigamos a Cristo. Alguno de vosotros, quizás, no lo sé, podría decir: ‘Pero Padre, que antiguo es usted: hablar del diablo en el siglo XXI. Y no debemos ser ingenuos, ¿eh? Debemos aprender del Evangelio como se lucha contra él”.

Artículo publicado originalmente en italiano por Radio Vaticano

Tags:
demoniopapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.