Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 25 septiembre |
San Cleofás
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Eres «nomofóbico»? Garantizado: se puede pasar sin móvil

© Esther Vargas / Flickr / CC

Carlos Padilla Esteban - publicado el 08/04/14

Estamos algo enfermos en relación con el móvil, no soportamos estar incomunicados

A veces nos viene bien detenernos y mirar nuestra vida con algo de perspectiva. Por eso nos ayuda tanto desconectar y hacer silencio aunque sólo sea por un fin de semana. Este año miramos el desierto que representa la Cuaresma. Un desierto en el que Dios se adentra y espera al hombre. Callarnos, aguardar, buscar, esperar.

El desierto asusta. Dejar las cosas que nos atan. Hace poco supe de la enfermedad llamada «nomofobia». La adicción al teléfono móvil es, para muchos, la enfermedad del siglo XXI. Según los expertos, el miedo a estar sin el teléfono se puede diagnosticar ya como un trastorno para una gran parte de la población, sin que los afectados sean conscientes de ello.

¿Quién es capaz de dejarse el móvil en casa y no tener un deseo irrefrenable de volver a por él? ¿Quién se ha quedado sin batería una tarde y no ha tenido la sensación de estar ilocalizable?

¿Quién ha salido sin teléfono y no ha albergado la sospecha de que precisamente a esas horas recibirá una llamada importante que no podrá atender? ¿Quién ha salido del cine o del teatro en alguna ocasión y ha aguantado hasta la puerta de la calle sin revisar sus llamadas o mensajes perdidos?

Sí, aunque nos cuesta reconocerlo estamos algo enfermos en relación con el móvil. Las redes sociales, los mensajes, las llamadas. No soportamos estar incomunicados.

Es verdad que a lo mejor no todos estamos tan enfermos, tal vez sea mejor no comprobarlo, pero sí que podríamos vivir con más libertad. Dependemos del móvil, nos esclaviza y no podemos salir al a calle sin él.

El otro día había un anuncio en un restaurante: «Aquí no hay wifi. Hablen entre ustedes». Me impresiona ver personas sentadas en la mesa y cada una escribiendo mensajes en el móvil. Es la comunicación que nos incomunica de la realidad presente.

No aguantamos sin estar en relación con otros pero luego tenemos muchas dificultades para entrar en relación con las personas que tenemos delante, para hablar de temas profundos, para abrir el corazón y contar en lo que estamos.

Tags:
comunicacionredes sociales
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
2
Claudio de Castro
El purgatorio y la misteriosa alarma de las 3 a.m.
3
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: Puede que yo merezca insultos, pero la Iglesia no
4
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa Francisco afirma que la ideología de género es «diabólica...
5
Maria Paola Daud
Cuando la Virgen María detuvo la lava del volcán Etna
6
crisis man
Marzena Wilkanowicz-Devoud
Los poderosos consejos de 3 monjes para vencer la desgana
7
ANMOL RODRIGUEZ
Domitille Farret d'Astiès
Atacada con ácido cuando era bebé, Anmol Rodriguez supera e inspi...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.