¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Los secretos de Papa Francisco para un buen matrimonio

Gabriel Bouys/AFP
Comparte

El Santo Padre dice a las parejas que "somos creados para amar" y que no se necesita de la ONU para hacer las paces

El Papa Francisco en la audiencia general de este miércoles afirmó que el matrimonio es un reflejo del amor de Dios. Citando el libro del Génesis -“los creó varón y mujer”-, el Papa Francisco aseguró que los “dos llegan a ser una sola carne”. Además sostuvo que la unión “entre hombre y mujer” se realiza “en el signo de la reciprocidad y de la comunión”. 

En el matrimonio ¡tantas dificultades!

El Papa reconoció las muchas dificultades que sufren los matrimonios. “Que el trabajo, que el sueldo no alcanza, los chicos tienen problemas, tantas dificultades. Y tantas veces el marido y la mujer se ponen un poco nerviosos y pelean entre ellos, ¿o no? Pelean, ¿eh? ¡Siempre! Siempre es así: ¡siempre se pelea, sí, en el matrimonio! Pero también, algunas veces, vuelan los platos”, dijo a los 70.000 fieles reunidos en la plaza de San Pedro, que reían y espiaban las miradas entre ellos atendiendo esas palabras. 

No acabar el día sin hacer las paces 

Continuando su catequesis sobre el amor de pareja, el Papa pidió a los esposos que “no terminen el día en el que han peleado sin hacer las paces”. 

Luego los ánimos fueron aún más simpáticos cuando el Papa dijo “¡Siempre! Y para hacer las paces no es necesario llamar a las Naciones Unidas para que vengan a casa a hacer las paces”. 

Después los fieles escucharon la fórmula sencilla del perdón: “una caricia”, un acto de consideración, decir: ¡Chao y hasta mañana!,… Y mañana se empieza de nuevo”. Y la fórmula humilde para llevar adelante la vida matrimonial: “tres palabras que tienen que estar en casa: ´permiso, gracias, disculpa´” recordó. 

Para que el matrimonio vaya adelante siempre

“Permiso, para no ser invasivo en la vida de las parejas. Permiso, pero, ¿qué te parece, eh?” Permiso, me permito ¿eh?” añadió. 

¡Gracias!, Agradecer a la pareja -continuó-, “pero gracias por aquello que hiciste por mí, gracias por esto”, la belleza de dar las gracias.

Y como todos nosotros nos equivocamos, aquella otra palabra que es difícil de decir, pero que es necesario decirla: perdona, por favor, ¿eh? ¡Disculpa! ¿Cómo era? Permiso, gracias y disculpa”. 

El Papa Francisco, como en una animación, pidió a los presentes que repitieran esas palabras y resonaron en toda la Plaza como un coro coreando un himno a la vida de pareja. 

Además, aconsejó, “la oración del esposo por la esposa y de la esposa por el esposo”: así “el matrimonio irá adelante”. Y resumió la clave para la unión entre los esposos: “Las tres palabras mágicas, la oración y hacer las paces siempre”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.