Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 25 octubre |
Frei Galvao
Aleteia logo
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Cuándo acudir a un consejero matrimonial?

Luz Ivonne Ream - publicado el 14/03/14

Acudir una buena consejería matrimonial en una buena opción para resolver conflictos y fortalecer tu relación de pareja. ¿Conoces al Doctor Fisch?

“Cuando tu relación esté pasando por un momento marchito, seco y frío no es tiempo de tirarla, es tiempo de cuidarla y protegerla tal como lo harías con esa plantita que te fascina y que se está secando. La tomas entre tus manos y aunque no sientas deseos de hacerlo remueves la tierra, quitas las hojas secas y cualquier cizaña que la pueda dañar. Con paciencia la riegas y le añades abono -tantas veces como sea necesario- porque tienes la certeza de que muy pronto volverá a florecer”. Este es el papel del consejero matrimonial, ayudarte a que tu relación vuelva a florecer.

Todos los matrimonios en algún momento han vivido algún tipo de crisis. Y eso es maravilloso porque es la señal de que “algo” se está rompiendo, desacomodando en su relación, además de ser una invitación para hacer mejoras y crecer como pareja.

Lo que sí me parece por demás peligroso es que son pocas las parejas que salen a pedir ayuda. Sobre todo, es a los varones a quienes más les cuesta hacerlo.

Desafortunadamente aún existe un pensamiento machista de que “a mí nadie me tiene que decir lo que tengo que hacer”. O están esos otros matrimonios que aún les pesan esos prejuicios del famoso “qué dirán” o sienten vergüenza y mejor se quedan callados observando y sufriendo como se les derrumba el matrimonio con tal de que nadie se entere. De verdad, no hay nada más noble ni nada que haga más grande a una persona que cuando pide ayuda al sentirse pequeño y vulnerable.

Invertir en el matrimonio

Me he topado con otro fenómeno extraño y lo comparto. Muchas parejas no han caído en cuenta de cuánto gastan en demoler su relación, en destruir su matrimonio. Sí, también crecer separados como pareja cuesta y mucho, no solo dinero. Pero cuando se trata de invertir dinero, de destinar recursos para mejorar o salvar su matrimonio -y por ende la familia- les duele el alma hacerlo, casi nunca hay dinero para eso.

¡Busquen ayuda!

Un consejero matrimonial les ayudará a trabajar y resolver problemas en sus vida y su relación, además de proporcionarles herramientas prácticas para procesar, entre otros asuntos, el perdón, para reconocer sus emociones, para conocerse más como pareja, para mejorar su comunicación y que reconozcan los patrones que les están impidiendo tener un diálogo efectivo y afectivo, etc.

El consejero, al ser un agente activo e imparcial les ayudará a definir sus problemas y a determinar los objetivos a los que se tienen que dirigir y cómo.

¿A quién elegir como consejero matrimonial?

Investiga. Encuentra a uno que apueste por tu matrimonio, al que le duela pronunciar la palabra “divorcio”, que busque la unión frente a la división. En definitiva, busca a quien el concepto de matrimonio y sus valores vayan alineados con los tuyos.

En esta búsqueda es importante conocer al profesional, saber qué estudios posee e incluso su estilo y filosofía de vida. Quizá te parezca exagerado y pienses qué más te da su “estilo de vida”, pero créeme que tiene mucho que ver contigo porque en sus manos estás poniendo lo más valioso de tu vida: tu matrimonio y, por ende, tu familia.

Ahora bien, ¿podemos garantizar que nuestro matrimonio se salvará si acudimos a un consejero? Es una pregunta algo compleja. Si y no.

En mi experiencia como profesional he visto como un alto número de los matrimonios que reciben consejería matrimonial secular acaban separándose o divorciándose porque les falta una ayuda extra, la espiritual. Sin embargo, según he podido comprobar, las que apuestan por escoger un consejero que cree en el sacramento del matrimonio tienen más posibilidades de rescatarse porque saben que, además de la fuerza y la voluntad humanas,  cuentan con la gracia que no es otra cosa que la ayuda sobrenatural de Dios. Y es que cuando humanamente parece imposible perdonar o sanar, Cristo es quien puede hacerlo todo de nuevo.

Tags:
amor de parejamatrimonioparejapsicoterapiarelaciones amorosas
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
2
PRAY
Philip Kosloski
Oración al beato Carlo Acutis para pedir un milagro
3
QUIÑONEZ
Pablo Cesio
Álex Quiñónez, una muerte cargada de violencia que vuelve a enlut...
4
newborn
Mathilde De Robien
15 nombres de niña cuyo significado conecta con Dios
5
Ary Waldir Ramos Díaz
Un niño le da una lección al Papa Francisco en plena audiencia ge...
6
PEPE RODRIGUEZ
Revista Misión
El chef Pepe Rodríguez: «Nunca me he emocionado al comer. Al comu...
7
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.