Aleteia

La música sacra es una gran introducción a la evangelización

© Mario Modesto Mata
Comparte

La música sacra es «la respuesta del hombre que descubre su salvación», dijo el arzobispo de Poznan (Polonia)

Mons. Stanislaw Gadecki, Arzobispo de Poznan, Polonia, dedicó una homilía a destacar la importancia de la música sacra para la liturgia de la Iglesia con motivo de la culminación de las delicadas labores de mantenimiento del órgano del templo de San Antonio de Padua, en dicha ciudad. El prelado indicó en su homilía que la música sacra es "la respuesta del hombre que descubre su salvación", informó la agencia KAI.
 
Interior del templo de San Antonio de Padua, en Poznan, Polonia. Foto: Jacek Policinski El hombre es "participante en la liturgia terrena, que es un acompañamiento alegre, en todas las naciones, de la continua liturgia celestial en forma del canto de los ángeles", describió el Arzobispo. También agregó que para la Iglesia es muy importante la participación activa de los fieles en la liturgia, y la música sacra cumple una importante función para este fin. "La música es una gran introducción a la evangelización porque prepara nuestros corazones para el gran mensaje del Evangelio, promueve la concentración en la búsqueda de lo absoluto, lo que necesita el alma humana", indicó Mons. Gadecki.

El Arzobispo hizo por este motivo un llamado a cuidar con atención la belleza de la música litúrgica, de forma que contribuya a la dignidad de la celebración y a su función de elevar el espíritu. Para esto, el prelado solicitó evitar "lo que llamamos populismo en la liturgia, es decir, una música ligera, fácil". Mons. Gadecki recomendó no ceder ante la impregnación de "el idioma de la banalidad" y no introducir en la liturgia "las reglas de la cultura de masas". Para el Arzobispo "no hay nada malo" en la música no litúrgica, pero recordó que dichas manifestaciones culturales "operan fuera de la liturgia".
 
Órgano del templo de San Antonio de Padua, en Poznan, Polonia. Foto: Jacek Policinski En referencia al órgano tubular cuyos trabajos de mantenimiento concluyeron recientemente, el prelado recordó que este instrumento tiene un lugar preponderante para el culto divino en la Iglesia Católica. Destacó la ayuda que la música de órgano representa para la meditación cristiana y recomendó que todos los templos puedan contar con uno de estos instrumentos, siendo el órgano electrónico una admisible posibilidad transitoria para cumplir esta función.

El órgano tubular del templo de San Antonio de Padua en Poznan fue instalado en el templo de 1959 a 1963, y sus partes provienen de dos iglesias en ruinas de Polonia occidental. La restauración del instrumento incluyó su completo desmontaje, mantenimiento y la modernización de algunas de sus partes.
 
Con información de KAI. Artículo publicado originalmente por Gaudium Press 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.