¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El Papa Francisco recibe a la madre del sacerdote que le escribió antes de morir

© DR
Comparte

Le escribió una larga carta en la que relató su enfermedad y el sufrimiento que ofrecía “por el bien de la Iglesia"

El Papa Francisco abrazó, tras la misa este viernes en Santa Marta a Carmela Imbó, madre de Don Fabrizio de Michino, el joven sacerdote de Nápoles,que murió de cáncer de corazón en octubre del año pasado. Don Fabrizio había conocido al Papa Francesco y, concelebrando con él en Santa Marta. Posteriormente le escribió una larga carta en la que relató su enfermedad y el sufrimiento que ofrecía “por el bien de la Iglesia”.

“No le pido a Dios mi curación, sino la fuerza y la alegría de continuar siendo un testimonio verdadero de su amor y un sacerdote según su corazón”, escribía el sacerdote en esta carta, en la que mostraba: “Me estoy alargando demasiado, pero solo quiero decirle que ofrezco al Señor todo esto por el bien de la Iglesia y por Usted de un modo especial, para que el Señor le bendiga siempre y le acompañe en este ministerio de servicio y amor”.

Esta carta tocó el corazón del Pontífice que, después de la muerte de Fabrizio, ha invitado a sus familiares a Santa Marta, especialmente a su madre. La reunión tuvo lugar en la ciudad del Vaticano, después de la celebración de la Misa de las siete: con su madre Carmela, su hermano Fabio y una amigo del seminario Aniello de Luca.

"Le mostramos al Papa la foto de cuando estuvo Fabrizio en Santa Marta y recibió una bendición de él," dice Fabio de Michino, hermano del sacerdote fallecido. “El Papa Francisco me dijo que había recibido la carta, probablemente a través del Cardenal Sepe con quien siempre tuvo una relación muy estrecha. Mamá estaba emocionada. Ella estaba llorando y no podía hablar. El Papa nos ha abrazado y bendecido. Fue una reunión corta pero llena de significado y  amor que nunca olvidaremos”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.