Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Venezuela: 5 heridos de bala deja el quinto día de disturbios en Mérida

© Public Domain
Comparte

Protestas por la falta de seguridad: violentos motorizados atacan a los estudiantes

Luego de cinco días de manifestaciones por la inseguridad en la ciudad de Mérida, el clima se volvió muy violento éste martes cuando motorizados armados, vestidos de rojo y encapuchados, decidieron intervenir y obligar a los vecinos a cesar en su protesta a punta de bala, situación que dejó por lo menos cinco personas heridas de bala y graves daños materiales.
 
La protesta la inició la sociedad civil y los estudiantes universitarios el pasado viernes, reclamando mayor atención en materia de seguridad al gobierno nacional y regional, estos focos de manifestaciones pacíficas fueron deshechos por la policía del estado, empleando gases, perdigones e incluso una vehículo de control de orden público del tipo ballena que en la entidad se conoce como “La Grilla”.
 
El mismo viernes un funcionario policial propinó un disparo a quema ropa a un estudiante universitario que se encontraba manifestándose en las Residencias Cardenal Quintero situada al oeste de la ciudad, ocasionándole una herida contundente en el tórax, lo que obligo a que los médicos del IHULA le intervinieran de emergencia, logrando estabilizarlo y sacarlo del peligro.
 
Sin dilaciones y vista la presión del movimiento estudiantil y de la sociedad civil, la Dirección de policía regional puso a la orden del ministerio público a este uniformado quien fue presentado ante los tribunales de justicia bajo el cargo de abuso de autoridad e intento frustrado de asesinato culposo.
 
El fin de semana transcurrió con manifestaciones que fueron disueltas con violencia por los cuerpos de seguridad, las detenciones ilegales fueron patentes, pero los jóvenes liberados a las pocas horas.
 
El pasado lunes los estudiantes insistieron en su manifestación, las protestas y los enfrentamientos con la policía fueron más contundentes y en las noches los cacerolazos y la tranca de avenidas colapsaron la ciudad.
 
El gobernador del estado Alexis Ramírez se limitó a acusar a la “extrema derecha fascista y radical” de fomentar los desórdenes, instruyendo a la policía a actuar con contundencia y señalando al consejero estudiantil universitario Vilca Fernández, como el principal promotor de los hechos, exigiendo su captura de inmediato, aseveración que molestó a los estudiantes y a la sociedad civil, quienes rechazaron tal afirmación.
 
Este martes la ciudad amaneció llena de basura por la quema de cauchos y basura de la noche anterior, pero con una calma que permitió a los merideños volver a sus puestos de trabajo.
 
En horas del mediodía, un grupo importante de motorizados, vestidos de rojo, encapuchados y armados, se concentraron en las puertas de las Residencias Domingo Salazar, otrora estudiantiles y ahora sede de los colectivos pro gobierno, con la intención de organizarse para poner fin a las manifestaciones de éstos días.
 
Entre tanto estudiantes de la facultad de medicina decidieron salir a la Avenida Don Tulio al este de la ciudad, e iniciar una manifestación pacífica con carteles alusivos a la inseguridad y exigiendo la puesta en libertad de los estudiantes detenidos en Táchira. Esto alertó a los motorizados que raudos acudieron a disolver la manifestación, en esta oportunidad con el agregado que lo hicieron a punta de pistola mientras los cuerpos policiales se retiraban del sitio, permitiéndoles actuar con total impunidad.
 
La sociedad civil rechazó la acción de los motorizados y en las Residencias Cardenal Quintero volvieron a tomar la calle, situación que incomodó a los motorizados, que de inmediato acudieron a poner fin a la manifestación, disolviéndola a punta de pistola. Allí resultaron heridos de gravedad dos universitarios que fueron trasladados de emergencia al IHULA.
 
En la parte sur, Avenida Las Américas, pasos arriba del Terminal de Pasajeros, los vecinos salieron y trancaron la importante vía, por lo que los motorizados reaccionaron y les atacaron ante la pasividad de la policía.
 
Entraron por la fuerza en las Residencias Rio Arriba, allí los vándalos destrozaron por lo menos una veintena de vehículos e hirieron a un menor de edad y a una dama, quienes fueron atendidos en clínicas privadas.
 
La universidad suspendió parcialmente sus actividades, el sindicato de transporte paralizó el servicio público a media máquina y el gobierno regional retomó el llamado a la calma sin que la policía actuara.
 
Para este miércoles se espera la realización de una marcha multitudinaria convocada por los estudiantes y por la sociedad civil, por ello en la ciudad se recibió el apoyo de por lo menos 90 Guardias Nacionales que aterrizaron en el aeropuerto internacional Juan Pablo Pérez Alfonzo de El Vigía y que custodiaran las avenidas y los edificios de la urbe, con la esperanza de que impidan lo que la policía no pudo hacer este martes, controlar a los violentos grupos de motorizados.  

Artículo publicado originalmente en el blog de Euro Lobo

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.