Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La beatificación de los mártires, una gran noticia para la Iglesia en Corea

© Public Domain
Comparte

"Ellos fueron los promotores de los derechos humanos y han desempeñado un papel importante en la historia de la nación coreana", dice el arzobispo de Seúl

El viernes 7 de febrero el papa Francisco autorizó al Card. Angelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, a publicar el decreto por el que se reconoce el martirio de los siervos de Dios Paul Yun Ji-Chung, laico coreano y de otros 123 compañeros, asesinados por odio a la fe en Corea entre los años 1791 y 1888. Al conocer esta decisión del Papa, el arzobispo de Seúl, Mons. Andrew Yeom Soo-jung, que será creado cardenal en el consistorio próximo, expresó que “la beatificación de los mártires coreanos es una gran noticia para la Iglesia coreana”.
 
El viernes 7 de febrero el papa Francisco autorizó al cardenal Angelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, a publicar el decreto por el que se reconoce el martirio de los siervos de Dios Paul Yun Ji-Chung, laico coreano y de otros 123 compañeros, asesinados por odio a la fe en Corea entre los años 1791 y 1888.
 
Al conocer esta decisión del Papa, el arzobispo de Seúl, monseñor Andrew Yeom Soo-jung, que será creado cardenal en el próximo consistorio, expresó que “la beatificación de los mártires coreanos es una gran noticia para la Iglesia coreana. Estoy lleno de alegría y doy las gracias a la Santa Sede por tal decisión. Quiero compartir esta felicidad con todos los que han trabajado en el proceso de beatificación y todos los fieles que oran fervientemente por la canonización”.
 
El acontecimiento, de acuerdo con el arzobispo, tiene un gran valor para la Iglesia coreana de hoy: “Mirando a la historia, los mártires coreanos son grandes modelos de santidad que han cruzado las barreras del estatus social y amado a su prójimo sin discriminación de sexo, religión o clase social. Ellos fueron los promotores de los derechos humanos y han desempeñado un papel importante en la historia de la nación coreana. Como estos mártires, estamos llamados a abrazar y amar al otro para hacer del mundo un lugar mejor, más justo y más fraterno”.
 
Monseñor Yeom expresó su “agradecimiento a todos los que en Corea, en los diferentes niveles, han mostrado interés en este acontecimiento, en especial al gobierno, y a todas las comunidades y sectores de la sociedad, incluidos los no cristianos”.
 
La ceremonia de beatificación sería el 15 de agosto y parece casi seguro que el papa Francisco estará allí, en Corea del Sur, para la Jornada Asiática de los Jóvenes, el 13 de agosto, cuyo lema es "¡Jóvenes de Asia, despierten! La gloria de los mártires resplandece sobre ustedes".
 
Artículo publicado originalmente por AICA 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.