Aleteia

Lampedusa: el video de la vergüenza

Comparte

Inmigrantes obligados a desnudarse en grupos y someterse a prácticas humillantes en los centros de primera acogida

Se vuelve a hablar hoy de Lampedusa, la isla italiana meta de las “pateras” que cruzan el Mediterráneo. Esta vez no son las barcazas hundidas o los muertos, sino algo no menos significativo: la negación de la dignidad. Un video grabado por un residente del centro de primera acogida de la isla y difundido por la televisión pública italiana está dando la vuelta al mundo: personas desnudadas en un patio en pleno invierno y rociadas con compuestos químicos para curar la sarna, dicen. Si fuesen imágenes en blanco y negro, recordarían sin duda a los campos de concentración nazis.
 
"Estoy profundamente indignado por el trato a que se somete a los inmigrantes– ha declarado el arzobispo de Agrigento Francesco Montenegro, presidente de la comisión de la CEI para las Migraciones – y pido que se aclare y que se compruebe la verdad de los hechos”.
 
"La situación de emergencia – añade – no puede justificar situaciones y tratos que tienen poco que ver con el respeto de la dignidad humana y los derechos del hombre” (Avvenire, 17 diciembre).
 
No faltan las críticas por parte de las organizaciones internacionales, también por la situación de hacinamiento de los centros; especialmente, cuando cientos de inmigrantes proceden de Siria y Eritrea: Laurens Jolles, delegado de la UNHCR para Italia y el Sur de Europa considera "incomprensible cómo estas personas, algunas de ellas supervivientes de tragedias de enormes proporciones, se encuentren aún recluidas en Lampedusa sin que se les garantice la tranquilidad necesaria para superar el trauma e intentar reconstruir su vida con dignidad" (Repubblica, 17 diciembre).
 
El gobierno italiano ha anunciado ya que va a depurar responsabilidades. Por su parte, la comisaria europea Cecilia Malmstrom ha afirmado que la asistencia de Europa a Italia “sólo continuará si el país garantiza las condiciones humanas y dignas al recibir a los inmigrantes, asilados y refugiados” (Reuters, 18 dicembre).

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.