Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 25 noviembre |
San Andrés Dung-Lac y 116 compañeros, mártires
home iconEspiritualidad
line break icon

Papa Francisco y la oración: no hay que tener miedo de “fastidiar” a Dios

CTV

Radio Vaticano - publicado el 06/12/13

Homilía hoy en la Domus Santa Marta

Rezar con insistencia y con la seguridad de que Dios escuchará nuestra oración. Sobre esto reflexionó el Papa Francisco en la homilía de la Misa celebrada esta mañana en la Domus Santa Marta. La oración, afirmó el Papa, tiene dos actitudes: de “necesidad” y al mismo de “seguridad” de que Dios, en sus tiempos y en sus formas, atenderá la necesidad.

La oración, cuando es cristiana de verdad, oscila entre la necesidad que siempre contiene y la certeza de ser atendida, aunque no se sepa con exactitud cuándo. Esto porque quien reza no tiene miedo de molestar a Dios y siente una confianza ciega en su amor de Padre. Ciega como los dos invidentes del pasaje del Evangelio de hoy, que gritan detrás de Jesús su necesidad de ser curados. O como el ciego de Jericó, que invoca la intervención del Maestro con una voz más alta de quienes quieren callarle. Porque Jesús mismo – recuerda el Papa Francisco – nos enseñó a rezar como “el amigo inoportuno” que mendiga el alimento a medianoche, o como “la viuda con el juez injusto”.

“No sé si quizás esto suena mal, pero rezar es un poco como molestar a Dios, para que nos escuche. Pero, lo dice el Señor: como el amigo a medianoche, como la viuda al juez … Es atraer los ojos, atraer el corazón de Dios hacia nosotros… Y esto lo hicieron también esos leprosos que se le acercaron: ‘Si quieres, puedes curarnos’. Lo hicieron con una cierta seguridad. Así Jesús nos enseña a rezar. Cuando rezamos, a veces pensamos: ‘Sí, yo pido por esta necesidad, lo digo al Señor una, dos, tres veces, pero no con tanta fuerza. Después me canso de pedirlo y me olvido de pedirlo’. Estos gritaban y no se cansaban de gritar. Jesús nos dice: ‘Pedid’, pero también nos dice: ‘Llamad a la puerta’, y quien llama a la puerta hace ruido, molesta, da fastidio”.

Insistencia hasta llegar al fastidio, por tanto. Pero también una certeza indestructible. Los ciegos del Evangelio son de nuevo el ejemplo. “Se sienten – afirma el Papa Francisco – seguros de pedir al Señor la salud”, porque a la pregunta de Jesús sobre si creen que Él puede curarlos, ellos responden: “Sí, Señor, ¡creemos! ¡Estamos seguros!”.

“Y la oración tiene estas dos actitudes: es necesitada y está segura. Oración necesitada siempre: la oración, cuando pedimos algo, es necesitada: 'Necesito esto, escúchame, Señor'. Pero también, cuando es verdadera, está segura: ‘¡Escúchame! Yo creo que puedes hacerlo porque lo has prometido’”.

“Él lo ha prometido”: esta es la piedra angular sobre la que se apoya la certeza de una oración. “Con esta seguridad – repite el Papa Francisco – decimos al Señor nuestras necesidades, pero seguros de que puede hacerlo”. Rezar, dice de nuevo, es sentir que Jesús nos dirige la pregunta a los dos ciegos: “¿Tu crees que yo puedo hacer esto?”.

“Él puede hacerlo. Cuándo lo hará y cómo, no lo sabemos. Esta es la seguridad de la oración. La necesidad de decirlo con verdad, al Señor. ‘Soy ciego, Señor. Tengo esta necesidad. Tengo esta enfermedad. Tengo este pecado. Tengo este dolor…’, pero siempre la verdad, cómo están las cosas. Y Él escucha la necesidad, pero escucha que pedimos su intervención con seguridad. Pensemos si nuestra oración es necesitada y está segura: necesitada, porque nos decimos la verdad a nosotros mismos, y segura, porque creemos que el Señor puede hacer lo que le pedimos”.

Tags:
oracionpapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
IOTA
Lucía Chamat
La Virgen que se mantuvo en pie tras el impac...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
Sempre Família
6 hábitos destructores de matrimonios y cómo ...
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.