¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

No a la presión exterior para despenalizar el aborto en Andorra

© DR
Comparte

El obispo jefe de Estado considera inapropiado el informe del comité CEDAW de la ONU

El copríncipe episcopal de Andorra –el obispo Joan-Enric Vives, jefe de este pequeño Estado de los Pirineos junto al presidente de Francia, François Hollande- considera inapropiado el informe del Comité para la eliminación de la discriminación contra la mujer CEDAW de las Naciones Unidas que, entre otras cosas, insta a Andorra a despenalizar el aborto.
 
“Los andorranos siempre hemos tenido mucho sentido común para tratar los temas candentes y no debemos permitir que nadie nos diga desde fuera cómo debemos organizar nuestro país o nuestro cuerpo legislativo”, declaró el pasado 25 de noviembre a la televisión pública andorrana.
 
El CEDAW ha realizado el informe tras la comparecencia de la delegación andorrana ante el CEDAW a principios del pasado mes de octubre en Ginebra, y quiere tener resueltas estas cuestiones de cara al próximo informe que Andorra debe entregar en octubre de 2017.
 
El informe señala que la interpretación del derecho a la vida de la Constitución andorrana supone "una limitación de los derechos de salud sexual y reproductiva de las mujeres”.
 
Además, exhorta a este Estado situado entre España y Francia a “despenalizar el aborto y facilitar el acceso al aborto legal en casos de riesgo para la vida o la salud de la mujer embarazada, violación, incesto y malformación fetal grave".
 
Por otra parte, el comité de la ONU pide también en su informe una ley sobre la igualdad de género y que "se garantice un acceso asequible para las mujeres y las niñas a los métodos modernos de anticoncepción y las eduque cerca de los riesgos del embarazo precoz y las enfermedades de transmisión sexual, incluido el VIH / SIDA".
 
Monseñor Vives afirmó que es el Parlamento andorrano quien tiene la responsabilidad de legislar, y el Gobierno la de ejecutar las leyes, y mostró su preferencia por que las instituciones “nos mantengamos en una buena neutralidad”.
 
Además, el arzobispo Vives se mostró favorable al debate y a proporcionar a los ciudadanos una información rigurosa.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.