Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 21 abril |
San Anselmo de Canterbury
home iconActualidad
line break icon

Madre Teresa de Calcuta también sembró en Venezuela

© N.N / KNA-Bild / CIRIC

Aleteia Team - publicado el 13/11/13

Hablan las hermanas de la Congregación en Cocorote y Barquisimeto

“El fruto del silencio es la oración
El fruto de la oración es la fe
El fruto de la fe es el amor
El fruto del amor es el servicio
El fruto del servicio es la paz”
Teresa de Calcuta

Esa oración de la Madre Teresa de Calcuta, visible en la entrada al santuario, encierra toda la filosofía de la misión que esa abnegada mujer, pequeña en tamaño, con un corazón muy grande, sembró en Venezuela, concretamente en Cocorote, estado Yaracuy, como lo hizo en otras partes del mundo.

La congregación, encabezada por ella, llegó a nuestro país en 1965, gracias a gestiones del entonces arzobispo de Barquisimeto, monseñor Críspulo Benítez Fontúrvel, como lo recuerda la hermana Rosario, quien formaba parte del grupo.

Actualmente el grupo lo conforman siete religiosas, 3 de la India y las otras de Nicaragua, Honduras, Perú y Ecuador. En la Casa de la Caridad reciben especial atención 25 personas discapacitadas entre quienes, desde hace 14 años, figura un nativo de Croacia, de 93.

¿Cómo se mantienen?

“Lo que nos proporciona la Divina Providencia, porque Dios nos bendice y protege”, señala la hermana Jasmín, una de las nativas de la India.

La hermana Rosario, con sus 81 años de edad, recuerda todos los pasos que dieron desde la India para llegar a Cocorote. “En Roma, monseñor Benítez conoció al Nuncio de la India a quien planteó la necesidad de unas religiosas para Venezuela y el recomendó la congregación de la Madre Teresa de Calcuta.

De la India, en 1965, fueron a Roma donde recibieron la bendición del Papa y como no tenían visa tuvieron que ir a Francia hasta donde, comisionado por monseñor Benítez, llegó el padre Francisco Tomás, párroco de Cocorote, con los documentos que había gestionado en Caracas.

El 26 de julio de 1965 llegaron a Cocorote y lo primero que hizo la Madre Teresa fue llegar hasta el altar de la iglesia, mientras repicaban las campanas, para agradecer encontrarse entre nosotros.

Permaneció allí diez días, aunque luego les visitaba todos los años.

Desde entonces, la congregación, pese a la reducida cantidad de hermanas, realiza una labor callada, profunda, a favor de los más necesitados, no sólo de oraciones sino también de ayudas materiales.

Afortunadamente reciben colaboraciones de personas de buen corazón, que distribuyen entre los más pobres. Y en Cocorote, como en otras zonas, las reconocen por sus sari blanco y azul que les identifica cuando acuden en apoyo a los más necesitados, como lo hacía su guía, hoy en las puertas del Cielo.

Artículo publicado en ReporteCatolicoLaico

Tags:
religiosassolidaridadvenezuela
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
DIOS ASI LO QUISO
Adriana Bello
Juan Luis Guerra y Ricardo Montaner le cantan al amor eterno
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
4
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
5
Amii Stewart
Silvia Lucchetti
Amii Stewart: Un día la estatua de la Virgen me habló
6
Juan Daniel Escobar Soriano
¿Por qué un católico no puede pertenecer a la masonería?
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.