Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 01 marzo |
San Félix III, papa
home iconEspiritualidad
line break icon

Papa: El encuentro con Jesús exige hacerlo todo nuevo

FILIPPO MONTEFORTE

Radio Vaticano - publicado el 24/10/13

“Si aceptamos la fe pero después no la vivimos, somos cristianos sólo de memoria”, afirma en la homilía de este jueves

Todos los bautizados están llamados a caminar en el camino de la santificación, no se puede ser “cristiano a mitad camino”, afirmó el Papa Francisco en la Misa de la mañana de este jueves en la Casa Santa Marta. El Pontífice dijo que siempre, en nuestra vida, hay un antes y un después de Jesús, destacando que Cristo ha realizado en nosotros “una segunda creación” que nosotros debemos llevar adelante con nuestro modo de vivir.

El Papa Francisco desarrolló su homilía partiendo de la Carta a los Romanos centrado en el misterio de la redención. El apóstol Pablo, observó el Papa, “intenta explicarnos esto con la lógica del antes y después: antes de Jesús y después de Jesús”. San Pablo considera el antes “basura”, mientras que el después es una nueva creación. Y nos señala “un camino para vivir según está lógica del antes y después”.

“¡Estamos reconstruidos en Cristo! Esto es lo que ha hecho Cristo en nosotros es una re-creación: la sangre de Cristo nos ha vuelto a crear. ¡Es una segunda creación! Si antes toda nuestra vida, nuestro cuerpo, nuestra alma, nuestras costumbres estaban en el camino del pecado, de la iniquidad, después de esta re-creación debemos hacer el esfuerzo de caminar por el camino de la justicia, de la santificación. Utilizad esta palabra: santidad. Todos nosotros hemos sido bautizados: en aquel momento, nuestros padres -nosotros éramos pequeños-, en nuestro nombre, hicieron el Acto de Fe: ‘Creo en Jesucristo”, que nos ha perdonado los pecados. ¡Creo en Jesucristo!”.

Esta fe en Jesucristo, prosiguió, “debemos reasumirla” y “llevarla hacia delante con nuestro modo de vivir”. Y añadió: “Vivir como cristiano es llevar adelante esta fe en Cristo, esta re-creación”. Y con la fe, dijo, llevar adelante las obras que nacen de esta fe, “obras para la santificación”. Debemos llevar adelante, afirmó, “la primera santificación que todos nosotros hemos recibido en el Bautismo”.

“Verdaderamente somos débiles y muchas veces, muchas veces pecamos, nos equivocamos… ¿Y esto en el camino de la santificación? ¡Sí y no! Si te acostumbras -‘Tengo una vida un poco así, pero creo en Jesucristo, aunque vivo como yo quiero…- Eh, no: eso no te santifica; ¡eso no funciona! ¡Es un contrasentido!

Pero si tú dices: ‘Soy un pecador, soy débil y vas al Señor y le dices: ‘Pero Señor, tú tienes la fuerza, ¡dame la fe! ¡Tú puedes curarme!”. Y en el sacramento de la reconciliación te cura… Sí, también nuestras imperfecciones sirven en este camino de santificación. Pero siempre esto es: antes y después”, afirmó.

“Antes del Acto de Fe, antes de la aceptación de Jesucristo que nos ha vuelto a crear con su sangre -retomó el Papa- estábamos en el camino de la injusticia”.

Después, sin embargo, “vamos por el camino de la santificación, pero ¡debemos tomárnoslo en serio!”. Y, añadió que para tomarlo en serio es necesario hacer obras de justicia, obras “simples”: “adorar a Dios: Dios es el primero, ¡siempre! Y puedes hacer lo que Jesús nos aconseja: ayudar a los demás”. Estas obras, reflexionó, “son las obras que Jesús ha hecho en su vida: obras de justicia, obras de re-creación”.

“Cuando nosotros damos de comer a un hambriento”, dijo, “re-creamos en él la esperanza. Y así con los demás”. Si “aceptamos la fe pero después no la vivimos, advirtió, somos cristianos sólo de memoria”, advirtió.

“Sin esta conciencia del antes y del después de la cual nos habla Pablo, ¡nuestro cristianismo no sirve a nadie! Y además va por el camino de la hipocresía. ‘¡Me digo cristiano, pero vivo como pagano!’ –alertó-. Algunas veces los llamamos ‘cristianos a mitad de camino’ que no toman en serio esto”.

“Somos santos, justificados, santificados por la sangre de Cristo: ¡tomad esta santificación y llevarla adelante!”, exhortó.

“¡Y no se toma en serio! Cristianos tibios: ‘Sí, sí, pero es no, no’. Un poco como decían nuestras mamás: ‘cristianos al agua de rosas’ . Un poco así… con el barniz de cristiano, un poco de barniz de catequesis… pero dentro no hay una conversión verdadera, no es esta la convicción de Pablo: ‘Todo lo considero nada por ganar a Cristo y encontrarme en Él’”, prosiguió.

Esta, dijo, “era la pasión de Pablo, ¡esta es la pasión de un cristiano!”. Es necesario, prosiguió, “dejar todo lo que nos aleja de Cristo” y “hacerlo todo nuevo: ¡todo es novedad en Cristo!”.

Este ha sido el ánimo del Papa: “se puede hacer”. Lo hizo San Pablo y también muchos cristianos: “no solo los santos, aquellos que conocemos; también los santos anónimos, los que viven el cristianismo en serio”.

La pregunta que nos debemos hacer es si queremos vivir el cristianismo en serio, si queremos llevar adelante esta re-creación. “Pidamos a San Pablo -concluyó el Papa Francisco- que nos dé la gracia de vivir como cristianos en serio, de creernos que verdaderamente hemos sido santificados por la sangre de Jesucristo”.

Tags:
conversionpapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
1
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
2
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
3
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
4
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
5
MEXICO
Pablo Cesio
México: El hombre que llegó a su propia misa de cuerpo presente
6
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
7
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.