Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 07 marzo |
Santas Perpetua y Felicidad
home iconEspiritualidad
line break icon

Papa Francisco: Dios no nos salva por decreto, sino con caricias

Radio Vaticano - publicado el 22/10/13

Nuestra inteligencia no puede comprender el "misterio maravilloso" de Dios

Contemplación, cercanía, abundancia: son las tres palabras en torno a las cuales el Papa Francisco ha centrado su homilía en la Misa de esta mañana en la Casa Santa Marta. El Papa ha afirmado que no se puede entender a Dios solo con la inteligencia y ha destacado que ·el desafío de Dios” es “mezclarse” en nuestras vidas para curar nuestras llagas, igual que hizo Jesús.

Para entrar en el misterio de Dios no basta la inteligencia, sino que se necesitan la “contemplación, la cercanía y la abundancia”. Es lo que ha destacado el Papa partiendo de la Primera Lectura de hoy, una cita de la Carta de San Pablo a los Romanos. La Iglesia, ha dicho el Papa, “cuando quiere decirnos algo sobre el misterio de Dios”, solo usa una palabra: “maravillosamente”. Este misterio, prosiguió, es “un misterio maravilloso”.

“Contemplar el misterio, este que Pablo nos dice aquí, sobre nuestra salvación, sobre nuestra redención, solo se entiende de rodillas, en la contemplación. No solo con la inteligencia. Cuando la inteligencia quiere explicar un misterio siempre, ¡siempre se vuelve loca!. Así sucedió en la historia de la Iglesia. La contemplación: inteligencia, corazón, rodillas, oración… todo junto, entrar en el misterio. Esta es la primera palabra que quizás nos ayude”.

La segunda palabra que nos ayudará a entrar en el misterio, dijo, es “cercanía”. “Un hombre que hizo el pecado, reflexión, un hombre nos ha salvado”. “¡Es el Dios cercano!” Y, prosiguió “cuando eligió a nuestro padre Abraham, caminó con su pueblo”. Esto se ve en Jesús que también hace “un trabajo de artesano, de obrero”.

“A mí, la imagen que me viene a la mente es la de enfermero, enfermera, en un hospital: cura las heridas una a una, pero con sus manos. Dios se implica, entra en nuestras miserias, se acerca a nuestras llagas y las cura con sus manos, y para tener manos se hizo hombre. Es el trabajo de Jesús, personal. Un hombre hizo el pecado, un hombre viene a curarlo. Cercanía, Dios no nos salva solo por un decreto, una ley, nos salva con ternura, nos salva con caricias, nos salva con su vida, por nosotros”.

La tercer palabra, retomó el Papa, es “abundancia”. “Donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia”. “Cada uno de nosotros, observó, conoce sus miserias, las conoce bien ¡y abundan!”. Pero, evidenció, “el desafío de Dios es vencer esto, curar las llagas”, como hizo Jesús. Es más “nos hace el regalo sobreabundante de su amor, de su gracia”. Y así, advirtió el Papa Francisco, “se entiende esa preferencia de Jesús por los pecadores”.

“En el corazón de esta gente abundaba el pecado. Pero Él iba hacia ellos con la sobreabundancia de la gracia y del amor. La gracia de Dios siempre vence porque es Él mismo el que se da, se acerca, nos acaricia, nos cura. Y por esto, quizás a algunos de nosotros no nos gusta decir esto, pero los más cercanos al corazón de Jesús son los más pecadores, porque Él va a buscarlos, los llama a todos: ‘¡Venid, venid!’. Y cunado le piden explicaciones dice: ‘Los que tiene buena salud no necesitan al médica; yo he venido para curar, para salvar!’.

“Algunos santos, afirmó después, dicen que uno de los peores pecados es la desconfianza, desconfiar de Dios”. Pero, se pregunta el Papa, “¿cómo podemos desconfiar de un Dios tan cercano, tan bueno, que prefiere nuestro corazón pecador?” Este misterio, afirmó de nuevo, “no es fácil entenderlo, no se entiende bien, con la inteligencia”. Solo, “quizás nos ayuden estas tres palabras”: contemplación, cercanía y abundancia. Es un Dios, concluyó el Papa, “que siempre vence con la sobreabundancia de su gracia, con su ternura”, “con la riqueza de su misericordia”.

Tags:
papa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
2
Aleteia Mexico
Ella iba a la adoración eucarística a las 3 de la mañana cuando l...
3
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
4
THE PROFESSOR AND THE MADMAN
José Ángel Barrueco
Una película sobre el poder de las palabras y la importancia del ...
5
Redacción de Aleteia
¡Cuidado, estos santos cobrarán vida ante tus ojos!
6
NEWBORN
Pablo Cesio
La bebé que nació viva tras hacerle «aborto legal» y que ahora qu...
7
JARAMILLO
Lucía Chamat
Obispo amenazado de muerte: “La verdadera muerte es quedarse call...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.