Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 10 mayo |
San Juan de Ávila
home iconActualidad
line break icon

Chen Guangcheng: el aborto forzado, un crimen sistemático

Aleteia Team - publicado el 22/10/13 - actualizado el 21/11/17

El activista pro-derechos humanos critica en Princeton la política china del hijo único y la represión religiosa

Los regímenes totalitarios son la mayor amenaza para la civilización humana y la prioridad nº1 del mundo libre debería ser su fin, ha afirmado el abogado pro-derechos humanos chino Chen Guangchen en un discurso público pronunciado en la Universidad de Princeton el pasado 16 de octubre.

Chen, famoso a nivel mundial al huir de un arresto en su país natal el pasado 2012, intervino como el nuevo Distinguished Senior Fellow en Derechos Humanos en el centro William E. y Carol G. Simon hablando de la Religión y la Constitución del Instituto Witherspoon.

El activista, de 41 años de edad, está en contra de la política del hijo único y de los abortos y esterilizaciones forzadas que se ejecutan para aplicarla por parte de las autoridades chinas. Comenzó a documentar los abusos de este tipo en 2005 y organizó protestas contra la aplicación de esta política por parte del Gobierno. En 2006 fue condenado a cuatro años de cárcel, y después de este periodo quedó confinado a un arresto domiciliario.

No cambió su postura cuando llegó a los Estados Unidos y se convirtió durante un año en alumno de la Escuela de Derecho en la Universidad de Nueva York. Ante el público de Princeton se quejó de que nada había cambiado desde comenzó con esta labor.
“Lo más descorazonador y que enfurece a la mayoría es que, ocho años después, en China este tipo de crimen inhumano sistemático se realiza de forma organizada bajo el liderazgo del partido comunista”, afirmó hablando a través de un intérprete. “A las 4 de la mañana del 27 de septiembre, un grupo de 20 funcionarios de la Comisión para la Planificación Familiar, 16 hombres y 4 mujeres, entraron por la fuerza en casa de Zhou Guoqiang y de su mujer Liu Xinwen, una pareja de Weifang, en la provincia de Shandong, mientras dormían. Tiraron a patadas la puerta de casa, inmovilizaron a Zhou Guoqiang y se llevaron a su mujer al hospital para hacerla abortar. El niño de seis meses fue asesinado por inyección letal en el seno de su madre. Es más correcto decir que el niño murió por un sistema inicuo que por una inyección letal. Pensemos en como deben sentirse los padres cuando han visto cómo asesinaban a su hijo sin poder evitarlo. Leer esto me recuerda las historias y los gritos de aquellas mujeres impotentes en 2005”.

En una entrevista posterior, Chen afirmó que la cuestión del aborto forzado en China es distinta a la cuestión relativa a su legalidad en los Estados Unidos. “Quisiera destacar la cuestión del aborto forzado. En la sociedad china, el impacto negativo de los abortos forzados está muy claro. Además de provocar un problema porque la población envejece y a tasa de género no está igualada, es también un desprecio a la vida. De manera que el concepto de la importancia o de la sacralidad de la vida humana es devaluado”.

En su intervención, Chen pidió a los americanos que exhortasen a los representantes electos a “aplicar todos los recursos y medios para ayudar a poner fin a la ridícula política del hijo único y de los abortos forzados en China. Obligar a las mujeres a abortar a sus propios hijos es una violación de los derechos humanos universales. Pisotea los derechos de las mujeres, el derecho a la libre elección, y también el sagrado derecho a la vida”. “Las organizaciones judiciales y administrativas”, sugirió, “deberían unirse para establecer un mecanismo de disuasión para quienes violan los derechos humanos”, como instituir una base de datos global de los autores de violaciones de este tipo, incluso funcionarios de la Comisión para la Planificación Familiar, cómplices de los abortos forzados.

En una respuesta dada después de la conferencia, Arthur Waldron, un experto chino de la Universidad de Pennsylvania, declaró que los abortos forzados se han impuesto “a innumerables mujeres en China” y exhortó a los presentes que querían saber más a leer la nueva novela del autor chino Ma Jian “El camino oscuro”. “Es una lectura desgarradora, pero es fundamental porque es la verdad”, comentó.

Libertad religiosa

La conferencia de Chen ha tomado como objetivo la persistente represión de la libertad religiosa en China. El activista expresó la esperanza de que el Gobierno estadounidense pida a China que termine con la persecución religiosa y asegura la libertad de religión.

“120 monjes tibetanos se inmolaron. Los que en Xonjiang luchaban contra la tiranía fueron asesinados, uno tras otro”, continuó. “Todos conocemos la indescriptible persecución que sufrieron los miembros de Falun Gong. Las Iglesias domésticas cristianas no oficiales e independientes y las iglesias católicas sufren todavía restricciones o han sido ilegalizadas por el gobierno”. El intérprete de Chen afirmó que él no tiene afiliaciones religiosas.

En general, declaró, la sociedad china, ha vuelto “casi a los tiempos de la Revolución Cultural” del 1966-1976. El estado de derecho se ha visto comprometido y los defensores de los derechos humanos son objeto de secuestros y arrestos domiciliarios, o son “falsamente acusados de tener una enfermedad mental”. El 9 de octubre, reveló, su hermano, que vive todavía en China, “sufrió un accidente de coche deliberado”.

No existe, además, la libertad de prensa, y el control de Internet es, como Chen lo define, “un muro de Berlín cibernético”. El activista sugirió que el Congreso estadounidense podría redoblar los fondos para la creación de un software más eficaz que supere las protecciones de los firewall, aumentando así la libertad de Internet en China.

El descontento está aumentado, añadió, citando una serie de protestas públicas, como una reciente en la provincia de Guangdong en la que la gente llevaba pancartas con leyendas como: “¡Abolid la dictadura del partido único!”. En respuesta a la ola creciente, observó, el Gobierno gasta más dinero ahora para mantener la estabilidad interna que para la defensa nacional.

“Exhorto a los gobiernos de los países democráticos, sobre todo al gobierno de los Estados Unidos, el campeón de los derechos humanos, a dar buen ejemplo, trasladando su atención de la economía y del comercio a los derechos humanos, del precio al valor, cuando tiene que hacer frente a dictadores”, dijo. “Dar importancia solo a los intereses económicos llevará todavía más lejos a los Estados Unidos de los ideales fundamentales de libertad, democracia y los derechos humanos que son los principios básicos de la Nación”. Del mismo modo, expresó la esperanza de que el presidente Obama, “no escuche solo la voz del Partido comunista chino”.

Consejos

Chen ha dado algún consejo también a los que luchan contra las injusticias. “Cuando se lucha contra un Gobierno que practica la violencia, si no se trata de influenciar con los valores universales propios como la universalidad, la democracia y el constitucionalismo, muy probablemente nos convertiremos en víctimas de la maldad de este Gobierno”, declaró. “como resultado de esta erosión insidiosa, el corazón se distorsiona y comienza a ponerse límites y a renunciar a sus propios principios. Es evidente que las cuestiones relativas a los derechos humanos y humanitarios que tienen lugar en cualquier lugar del mundo vendrán y se convertirán en el contenido de nuestra vida, y podrán tener una influencia directa sobre nuestra vida”.

Los individuos que se sienten impotentes para afrontar una lucha de este tipo deberían resistir al reto de infravalorarse. “Cada persona tiene una fuerza infinita”, afirmó. “Cada acción tiene un impacto importante. Debemos creer en el valor de nuestras acciones”.

En una entrevista concedida durante una recepción después de la conferencia, Robert George, un profesor de Princeton presidente de la Comisión estadounidense para la Libertad Religiosa Internacional, afirmó sentirse “feliz” de escuchar a Chen exhortar al pueblo americano para que apoye los esfuerzos para “poner fin a las políticas más ilícitas de China”, incluidos los abortos forzados, la represión religiosa y las restricciones a la libertad de expresión.

Chen, que colabora con la Comisión para la libertad religiosa, “llamó a la acción, y nos toca a nosotros llevar su mensaje a nuestros conciudadanos” para resistir al régimen totalitario en China “no con la fuerza de las armas, sino con la fuerza moral”, afirmó George.

Tags:
aborto
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
2
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
3
MYANMAR
Ary Waldir Ramos Díaz
«Mátenme a mí, no a la gente»: El libro de la monja valiente en M...
4
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa: El catequista será parte de los ministerios de la Iglesi...
5
Patricia Navas
Oración para que vuelva a la Iglesia alguien que quieres
6
Lorena Moscoso
El mundo se conecta a estos santuarios en mayo para el Rosario
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.