Aleteia

Dios no puede quedarse fuera de Europa

Comparte

Concluye la Asamblea Plenaria del Consejo de Conferencias Episcopales Europeas

Presidentes de las Conferencias Episcopales de Europa se encuentran desde este jueves 3, hasta el próximo domingo 6 de octubre, en Bratislava, Eslovaquia, participando de la Asamblea Plenaria del Consejo de las Conferencias Episcopales Europeas (CCEE).

Con el tema «Dios y el Estado: Europa entre la laicidad y el laicismo», los representantes de las iglesias particulares de Europa por cuatro días reflexionaron y discutieron de qué manera la religión y Dios son una realidad reconocida, respetada y activa en las constituciones, en el sistema jurídico de la sociedad de los países del continente europeo, según informó el CCEE en un comunicado de prensa.

Sobre este tema, previo al encuentro, se refirió Mons. Duarte da Cunha, Secretario General del CCEE, quien fue citado en el comunicado de prensa: «La iglesia quiere el bien de la persona. Desea todo lo que es bueno para su desarrollo integral y de la sociedad donde vive. No nos cansaremos de decirlo (…) Las profundas transformaciones socioeconómicas y culturales, parecen, en vez, socavar cualquier referencia ética y moral de la acción humana y de nuestra sociedad, sembrando valores que sustituyen la religión y el laicismo, convertida para algunos la religión de un estado».

Sobre ello, Mons. Cunha, comentó: «Un estado o una sociedad que no saben abrirse a un Absoluto, están destinados a colapsar en el individualismo, donde el deseo de cada uno se convierte en norma a expensas de los intereses de los otros y de la comunidad».

En vez, continuó, «una ‘sana laicidad’ no teme a Dios y, por lo tanto, mantiene vivo el principio de la separación entre Estado e instituciones religiosas, garantiza la presencia de la religión en la esfera pública. En este sentido la religión y Dios no son un obstáculo, sino que ayudan a lograr el bien de cada quien y de la comunidad».

La Asamblea Plenaria del CCEE, comenzó en la tarde del pasado jueves con el saludo del Cardenal Peter Erdo, Presidente del Consejo. En la ocasión, y refiriéndose al tema del encuentro, el purpurado afirmó que «nosotros creemos que, para afrontar la realidad y gobernar de manera responsable, la sociedad moderna y el Estado no pueden ignorar la dimensión religiosa. El poder político debe garantizar la libertar religiosa de las personas y las comunidades para poder construir una sociedad unida y plural».

Además de los presidentes de las Conferencias Episcopales de Europa, también vienen acompañando la Asamblea, el Prefecto de la Congregación para los Obispos, Cardenal Marc Ouellet, y el Nuncio Apostólico en Eslovaquia, Mons. Mario Giordana.

Con información del CCEE y SIC.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.