Aleteia

La despensa solidaria de San Francisco Javier

Comparte

Caritas Huesca quiere ayudar a doscientas familias en situación muy vulnerable

En Huesca, doscientas familias se encuentran en una situación económica muy vulnerable y Caritas-Huesca intenta hacer un seguimiento a estas familias, apoyándolas, casi semanalmente con la compra de alimentos y productos de primera necesidad. No es suficiente.
 
El desmesurado aumento de petición de ayudas de alimentación en la capital oscense ha propiciado que Caritas haya querido poner en marcha un nuevo proyecto llamado: “La despensa solidaria de San Francisco Javier”.
 
Con este despensa se quiere ofrecer una solución a la insuficiente oferta de recursos para la demanda de alimentos en la ciudad y será el programa de Acogida de Caritas Huesca el que decida qué personas pueden beneficiarse de esta despensa solidaria, a través de los seguimientos que ya vienen realizando. 
 
El proyecto, explican desde Caritas Huesca, “pretende poner en marcha de forma efectiva la “comunicación cristiana de bienes”, a través de la redistribución a los que más lo necesitan, de lo aportado por la comunidad” y piden ayuda a las parroquias: “nos podéis ayudar aportando, con cierta periodicidad, alimentos de todo tipo así como verdura fresca, comidas preparadas, conservas, congelados, y productos infantiles como leche, potitos, pañales, toallitas, biberones, etc”.
 
“Estos alimentos pueden llevarse directamente a “La despensa de San Francisco Javier” en la calle Sancho Abarca 18 de Huesca, los lunes, miércoles y viernes por la mañana”, concluye en su llamamiento Caritas Huesca que muestra esperanza y ánimo “para luchar y paliar las dificultades que surjan”.
 
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.