Aleteia

¿Disney se pasa a la cultura gay?

Comparte

Miley Cyrus, ex Hannah Montana, aplaude públicamente la decisión

La sempiterna productora familiar de entretenimiento cambia de perspectiva de género y, por primera vez, incluirá una pareja de lesbianas en una de sus series. El hecho ocurrirá en un capítulo televisivo de Good Luck Charlie, que comenzarán a rodar próximamente y en cuyo argumento aparece un niño con dos madres en una fiesta para bebés.
 
El capítulo se emitirá, según la productora, en su canal Disney Channel. Argumentan que abordan esta espinosa temática tras consultar con especialistas en educación y con responsables de organizaciones gays.
 
A pesar de que intentan plantear la cuestión con cautela, porque nunca antes había aparecido un homosexual en ninguno de sus productos audiovisuales, la compañía inicia la senda de adoptar una posición contraria, en la concepción del matrimonio y de la familia, que habían sido sus señas distintivas desde que la creó el genio de la animación Walt Disney.
 
Tarea educativa
 
El primer atisbo de cambio en el gigante de los productos audiovisuales ¿familiares? lo ofreció hace algo más de un año Pixar, propiedad de Disney, cuando sus responsables pedían respeto y comprensión para otras opciones sexuales. Bien hasta ahí.
 
Pero lo que ahora vemos en el horizonte es que los filmes de Disney no serán como antes y que requerirán un mayor compromiso de madre y padre para acompañar a sus hijos en la tarea educativa, cada vez más complicada en el entorno relativista actual, pero, al mismo tiempo, más apasionante porque azuzarán en todos una inteligencia mayor para transmitir y dar razones de la fe, que, por otra parte, promueve con el sentido pleno e inigualable de lo humano.
 
El poderío del mundo gay
 
Son muchos los que desde las tribunas públicas aplauden ahora el gesto aperturista –le llaman- de la factoría Disney cuando siempre calificaron sus filmes de retrogrados. Incluso alertan –ya empiezan la campaña- contra las presiones de la Iglesia para interrumpir el experimento audiovisual. Subrayan, así, su amor paradójico por la libertad, esto es, un tipo determinado de libertad progresista que no debe ser contestada.
 
Apoyando estos planteamientos, está también el lobby gay al que acudió Disney para ser asesorada, como ya apuntamos más arriba, que les lleva a a la productora a decir: “Como toda la programación de Disney Chanel, este planteamiento ha sido desarrollado para ser relevante a los niños y familias del mundo, y para reflejar temas de diversidad e inclusión”.
 
El Ok de Hannah Montana
 
La compañía de Mickey Mouse no ha desvelado todavía quiénes serán las actrices que interpreten a las integrantes de su primera pareja lésbica en Good luck Charlie.
 
La que sí ha dado su apoyo incondicional ha sido Miley Cyrus, la que durante muchos años ha sido una de las estrellas del canal, Hannah Montana, quien ha dicho: “Felicito a la Disney por dar este paso a la luz de esta generación. ¡Ellos controlan mucho de lo que piensan los niños! La vida no son sólo sets brillantes y niños que se convierten en superestrellas. ¡Esto es inspirador!”.
 
La gran aportación de Disney a la familia
 
Hasta ahora, ir  a ver una película de Disney suponía relajarse y disfrutar ante la pantalla. Desde los primeros momentos de recreación de cuentos, como Blancanieves y los siete enanitos, El libro de la selva o Cenicienta, hasta llegar a los proyectos más recientes, como El rey león, Ratatouille, Toy Story, Los increíbles o Buscando a Nemo, entre otros, siempre han resaltado valores, como la amistad, el sacrificio, la generosidad y tantos otros que favorecían la educación de pequeños y grandes.
 
A partir de ahora, ya no será así. Los padres deberán estar pendientes, porque la marca Disney podría no garantizar muchos valores con los que antes se identificaba. Disney ya no es garantía de family friendly.

 
 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.