Aleteia

Papa Francisco: El dinero debe servir y no gobernar

© GWENN DUBOURTHOUMIEU / AF

Comparte

“El rechazo de Dios lleva a la tiranía financiera, a una corrupción tentacular y una evasión fiscal egoísta”, dice a unos nuevos embajadores

El Papa pidió un cambio audaz de actitud de los dirigentes políticos para realizar una reforma financiera ética que comporte una reforma económica saludable para todos, este jueves en su discurso de bienvenida a los nuevos embajadores ante la Santa Sede de Kirguistán, Antigua y Barbuda, el Gran Ducado de Luxemburgo y Botswana.
 
“¡El dinero debe servir y no gobernar! –exclamó-. El Papa ama a todos, ricos y pobres; pero el Papa tiene la obligación, en nombre de Cristo, de recordar que los ricos deben ayudar a los pobres, respetarlos, promoverlos. El Papa insta a la solidaridad desinteresada y a un retorno de la ética en favor del hombre en la realidad económica y financiera”.
 
Francisco recordó que “el bien común no debe ser una simple suma, un simple esquema conceptual, de calidad inferior, añadido a la agenda política”.
 
Corrupción tentacular
 
Animó a los gobernantes a estar verdaderamente al servicio del bien común de sus pueblos y exhortó a los dirigentes de las realidades financieras a tomar en consideración la ética y la solidaridad.
 
Advirtió que “el rechazo de Dios lleva a la tiranía financiera, a una corrupción tentacular y una evasión fiscal egoísta”, e invitó a acudir a Dios para inspirar los propios diseños y aseguró que así “se formará una nueva mentalidad política y económica que ayudará a transformar la dicotomía absoluta entre lo económico y lo social en una sana convivencia”.
                                                            
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.