Aleteia

La crisis aún no se ha superado, advierte Cáritas Europa

© Dominique FAGET / AFP
Gente espera turno ante una oficina de empleo en Madrid, España
Comparte

Grecia, Irlanda, Italia, Portugal y España, países con mayor riesgo de empobrecimiento

La crisis económica está teniendo un impacto devastador, según el informe "El impacto de la crisis europea". Es el primer informe en analizar profundamente las repercusiones que están teniendo las políticas actuales en los 5 países de la Unión Europea más afectados por la crisis económica (Grecia, Irlanda, Italia, Portugal y España).
 
El nuevo estudio de Cáritas Europa, que fue presentado en rueda de prensa ayer jueves en Dublín (Irlanda) revela el fracaso de la Unión Europea y sus estados miembros en diferentes aspectos: en ofrecer ayuda a personas con dificultades, en proteger los servicios públicos esenciales o en crear empleo.
 
Lo peor de la crisis está por llegar
 
El estudio presenta la imagen de una Europa donde los riesgos de exclusión social amenazan cada vez más a personas y familias. Los problemas están aumentando. De hecho, Cáritas Europa destaca el impacto extremadamente negativo de las políticas de austeridad en la vida de las personas, hasta el punto que algunos están siendo arrastrados por primera vez a la pobreza.
 
Por ejemplo, según el informe, en el año 2010,  los niños (en 21 de los 25 Estados miembros de la UE) corrían un mayor riesgo de exclusión social que el resto de la población, con un riesgo de la tasa de pobreza de 26'9 %.
 
Cáritas, que trabaja con personas vulnerables, recuerda que los gobiernos tendrían que adoptar un nuevo enfoque, adoptando medidas que realmente ayuden a luchar contra la pobreza.
 
El desempleo juvenil es otra dura realidad. El estudio pone de manifiesto que en Grecia y España más del 50% de los jóvenes no trabaja, una situación alarmante teniendo en cuenta que la media de desempleo de la Unión Europea es del 22'5%.
 
En este sentido Cáritas pide encontrar una solución justa a la crisis y por este motivo presenta una serie de recomendaciones.
 
En primer lugar, la política económica y social debe ser integrada en el nivel de la Unión Europea a un grado mucho mayor
 
Se requiere, por otro lado, un liderazgo más fuerte para grupos de la UE en riesgo de exclusión social, enfocado en la pobreza infantil y el paro juvenil
 
La Supervisión Social, en tercer lugar, debería establecerse en los países con programas de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional
 
Además, los Fondos de la UE deben desempeñar un papel más importante en el tratamiento de la pobreza
 
Y por último, la UE debe aumentar la participación de organizaciones de la Sociedad Civil en la gobernanza
 
"Espero que este informe proporcione información sobre el empeoramiento de la situación pero también que sea una herramienta para que se puedan tomar decisiones adecuadas para afrontar la crisis", destaca el Secretario General de Cáritas Europa, Jorge Nuño Mayer.
 
En este sentido explica que "Cáritas Europa y sus organizaciones miembro de toda Europa desean trabajar en colaboración con las instituciones de la UE y los Gobiernos nacionales con el fin de desarrollar enfoques socialmente justos y eficaces que sirvan para gestionar la crisis y promover la recuperación de Europa".
 
Cáritas, es una red de 49 organizaciones repartidas en 46 países de Europa entre los cuales: Grecia, Irlanda, Italia, Portugal y España, que, según el informe, son los que actualmente sufren más precariedades. En este sentido el trabajo de la Organización consiste por ejemplo en el suministro de necesidades básicas como alimentos y ropa a los más pobres o dar clases de idioma a los inmigrantes recién llegados.
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.