Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 24 enero |
San Francisco de Sales
home iconEspiritualidad
line break icon

Apóyate en el rosario para preparar la Navidad

Udra11 / Shutterstock

Edifa - publicado el 05/12/20

¿Quién puede guiarnos hacia la Navidad mejor que la Madre de Dios? Al contemplar su vida y su misterio, comprendemos que la mejor manera de esperar al Señor se resume en una sola palabra: “Sí”

No sabríamos encontrar una guía más apropiada que la Virgen María para caminar hacia la Navidad.

Ella esperó a Jesús por partida doble: primero, como hija de Israel para la que toda esperanza se orientaba a la venida del Salvador; luego, como madre, una madre que sabía que el niño que portaba era el Hijo del Altísimo.

Para preparar el nacimiento de Jesús, María no hizo cosas extraordinarias, sino que, sobre todo, volvió “los ojos de su corazón” hacia Él, retomando la hermosa expresión de san Juan Pablo II.

Ella nos enseña a esperarle con ella en la fe, el silencio y la escucha. Así que apoyémonos en las riquezas del rosario para preparar la Navidad.

Una sola palabra: “Sí”

No preparamos el nacimiento de Jesús en Belén; Él nació, de una vez por todas, hace dos mil años. Sin embargo, sí preparamos su venida: su venida en la gloria y, por tanto, su venida en nosotros. Jesús nos prometió:

“El que me ama será fiel a mi palabra, y mi Padre lo amará; iremos a él y habitaremos en él” (Jn 14,23).

Él quiere venir a nosotros, pero ¿estamos listos para recibirle? ¿Lo deseamos? ¿O ese deseo está ahogado por todo tipo de preocupaciones materiales, de avaricia y de inquietudes?

¿Y estamos vigilantes esperando en la esperanza el encuentro decisivo con Jesús –en nuestra muerte y en el fin de los tiempos–, ese encuentro del que no sabemos “ni el día ni la hora”?

KORONKA DZIECIĘCTWA BOŻEGO
Zwiebackesser | Shutterstock

Al contemplar su vida y su misterio, comprendemos que la mejor manera de esperar al Señor se resume en una sola palabra: “Sí”.

Un “sí” sin reservas: María se dio por completo. Un “sí” confiado: María cumplió la voluntad de Dios un momento tras otro, sin inquietarse por el futuro.

Un “sí” encarnado en las pequeñas cosas cotidianas: María vivió la existencia ordinaria de una esposa y una madre. Un “sí” lleno de humildad: María nunca contó con sus propias fuerzas, sino que lo dejó todo en manos de Dios.

Un “sí” dichoso: el canto del Magnificat expresa la acción de gracias que desborda su corazón, aunque a ojos humanos, habría tenido motivos para estar consternada e inquieta.


VIRGIN MARY,STATUE,SUN

Te puede interesar:
Magnificat cantado por la Hermana Glenda

Mil formas de decir el rosario

Así pues, para preparar la Navidad con María, recemos el rosario. A eso nos invitaba san Juan Pablo II con insistencia:

“Rezar con el Rosario por los hijos, y mejor aún, con los hijos, educándolos desde su tierna edad para este momento cotidiano de ‘intervalo de oración’ de la familia, no es ciertamente la solución de todos los problemas, pero es una ayuda espiritual que no se debe minimizar” (Carta apostólica Rosarium Virginis Mariae del 16 de octubre de 2002, § 42).

San Juan Pablo II insistía también en la importancia del silencio, para no decir precipitadamente un avemaría detrás de otro sin reflexionar.

Sugería que comenzáramos cada decena por la enunciación del misterio contemplado, seguida de la proclamación de un pasaje de la Biblia. Y añadía:

“Es conveniente que, después de enunciar el misterio y proclamar la Palabra, esperemos unos momentos antes de iniciar la oración vocal, para fijar la atención sobre el misterio meditado”.

Mantengámonos en la sencillez y la flexibilidad: adaptémonos a la edad de los niños, a su capacidad de atención (que puede variar según los días) para que la oración del rosario sea, ciertamente, un esfuerzo, pero no un suplicio.

Y afirmaba san Juan Pablo II:

“Si el Rosario se presenta bien, estoy seguro de que los jóvenes mismos serán capaces de sorprender una vez más a los adultos, haciendo propia esta oración y recitándola con el entusiasmo típico de su edad” (Carta apostólica Rosarium Virginis Mariae del 16 de octubre de 2002, § 42).

Maneras de rezar el rosario

“Hay mil maneras de decir el rosario”, explicaba un sacerdote, “así que escoge la que más te convenga. El rosario puede ser una oración de meditación, de adoración, siguiendo los misterios de la vida de Jesús. Podemos prestar atención simplemente a los dulces nombres de María y de Jesús. Podemos, con cada avemaría, rezar por una persona que hayamos encontrado ese día. Y podemos incluso repetir la oración en la monotonía: así, poco a poco, la Buena Nueva de la Encarnación entra en nuestro corazón”.

Por Christine Ponsard †

Tags:
advientonavidadoracionrosariovirgen maria
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco bendecido con un pequ...
2
Rodrigo Houdin
Sacerdote tras la explosión: “Estoy atrapado en el quinto piso, r...
3
PADRE CEPEDA
Blanca de Ugarte
"El beso de Jesús", cuando una bella historia es convertida en "f...
4
TudoSobreMinhaMae.com
Cómo desarmar el berrinche de tu hijo con una pregunta
5
EUCHARIST
Philip Kosloski
Esta hostia eucarística fue filmada sangrando y latiendo como un ...
6
CHRISTIAN TOMBSTONE
Francisco Vêneto
Encuentran en Israel una losa de 1.400 años con una inscripción m...
7
COUPLE
Orfa Astorga
¿Qué hacen los matrimonios que quieren seguir queriéndose?
Ver más