¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

4 oraciones para combatir el insomnio sin pastillas

INSOMNIA, SLEEPLESS,
Tero Vesalainen | Shutterstock
Comparte

¿Sufres de insomnio? San Francisco de Sales, notorio insomne, te desvela unos valiosos consejos para conciliar el sueño

San Francisco de Sales amonestaba a los que no se abandonaban al sueño pero al mismo tiempo él sucumbía a los tormentos del insomnio.

Sin embargo, considerándolo un “regalo”, el buen doctor de Annecy ofrece en su Regla de vida un programa enérgico-místico para santificar el insomnio. Aquí tienes su guía para evitar tomar pastillas.

¿Sufres de un despertar repentino?

Por Bacho/Shutterstock

Si te despiertas en mitad de la noche, recuerda este secreto:

Yo despertaré también inmediatamente a mi corazón con estas palabras: media nocte clamor; a la media noche se oyó clamar: ‘Ved que viene el Esposo; salid a recibirle’”.

¿Y si el insomnio persiste?

Woman, Bed, Night, Sleep,
© Stock-Asso

¿No consigues dormirte? Sigue este consejo: “Procuraré además de esto, encenderme por estas palabras del Profeta: In noctibus extollite manus vestras in sancta: levanten y extiendan por la noche sus manos hacia el Cielo, y bendigan al Señor”.

¿Y si el miedo repentino te despierta?

Shutterstock

¿Una pesadilla ha perturbado tu descanso? Sigue este ejemplo: “Acordándome de mi Ángel de guarda, y diciendo: Dominus a dextris est mihi ne commovear. El Señor está a mi lado, para que yo no tema nada”.

¿Quizás eso no basta?

¿Todavía no consigues conciliar el sueño? Sigue esta buena práctica: “Me acordaré además de aquel versículo: Scuto circumdabit te. El escudo de la fe y una firme confianza me defenderá y guardará; y por tanto no debo tener miedo a nada”.

MAN
Shutterstock-Realstock

Gracias a este tratamiento deberías poder conseguir dormir por fin. Y entonces sonará tu despertador. Y empezará una aventura. La aventura de un día nuevo. Buen día con Él.

Y a propósito de esto, aquí tienes una frase de san Francisco de Sales sobre la que meditar para pasar un buen día:

“He aquí que todos los días voy caminando hacia la muerte: ¿de qué me servirán las cosas presentes, y todo cuanto en el mundo brilla y admira?”.

Por Luc Adrian

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.