Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 20 septiembre |
San Andrés Kim y compañeros mártires

¿Quieres consolar al Corazón de Jesús? Él clama por tu amor. (Un bello testimonio)

© public domain

Claudio de Castro - publicado el 03/06/17

Creo que alguna vez te lo he contado. Pasaba las vacaciones del verano junto a mis hermanos en casa de mi abuela en Costa Rica. Todos los que han tenido la oportunidad de crecer junto a sus abuelos saben lo fuerte que es esta influencia y como te marca la vida.

Bajando las escaleras al fondo tenía un cuadro muy antiguo del sagrado Corazón de Jesús. Te impresionaba porque cuando lo mirabas sentías que te seguía con su mirada. Pero era una mirada dulce y tierna, como si te dijera: “¿Me amas Claudio?”.

Era sólo un niño y no podía imaginar cómo le ofendía la humanidad. Mi lógica me indicaba que todos los amaban. No conocía las historias de sus apariciones a santa Margarita María de Alacoque. Al crecer tomé gusto por la lectura de libros religiosos, sobre todo las biografías de los santos. Me gustaba saber cómo lograron llegar a esos grados tan altos de santidad en un mundo como éste.

“¿Quién puede ser santo?”, me preguntaba.

Creo que san pablo pensaba en todos nosotros cuando escribió las epístolas a los Romanos,

«Pues bien sé yo que nada bueno habita en mí, es decir, en mi carne; en efecto, querer el bien lo tengo a mi alcance, mas no el realizarlo, puesto que no hago el bien que quiero, sino que obro el mal que no quiero. Y, si hago lo que no quiero, no soy yo quien lo obra, sino el pecado que habita en mí.» (RM 7, 18-20)

¿Por tanto quién puede ser santo? La respuesta siempre termina siendo: «Todos»… “Tú, yo, ellos”. Porque estamos llamados a la santidad. Creo que bastaría amar un poco más. Llenar el mundo de amor. Que se nos reconozca porque amamos. Tal vez así consolaríamos al sagrado Corazón de Jesús.

Me impresionan estas palabras que le dijo Jesús el 16 de julio de 1675:

“He aquí el Corazón que tanto ha amado a los hombre y que no ha ahorrado nada hasta el extremo de agotarse y consumirse para testimoniarles su amor. Y, en compensación, sólo recibe, de la mayoría de ellos, ingratitudes y desprecios. Pero lo que más me duele es que se porten así los corazones que se me han consagrado. Por eso te pido que el primer viernes después de la octava del Corpus se celebre una fiesta especial para honrar a mi Corazón, y que se comulgue dicho día para pedirle perdón y reparar los ultrajes recibidos. También te prometo que mi Corazón se dilatará para esparcir en abundancia su divino amor sobre quienes le hagan ese honor y procuren que se le tribute.”

Me he pasado reflexionando en ello. No dejo de sorprenderme:»¿Cómo puede alguien no amarte buen Jesús?”

Me pasaré el día saludándolo con bellas jaculatorias, sobre todo ésta que tanto le agrada:

“Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío”.

¿Quieres consolar al Corazón de Jesús? Él clama por tu amor.

…………………………..

Si deseas  conocer los libros de nuestro autor Claudio de Castro, te invitamos a visitar su página de autor:

https://www.amazon.es/Claudio-de-Castro/e/B00ZGKIHJ0/ref=sr_ntt_srch_lnk_2?qid=1495476426&sr=8-2

…..

¿Conoces las promesas del sagrado Corazón de Jesús?

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
2
JIM CAVIEZEL
J.P. Mauro
El impactante tributo de Jim Caviezel a la Virgen María
3
HERALDOS
I.Media
La Santa Sede intenta cerrar las escuelas de los Heraldos del Eva...
4
PAURA FOBIA
Cecilia Pigg
La oración corta que puede cambiar un día estresante
5
VACCINE
Jaime Septién
¿Covid-19: vacunarse o no vacunarse?
6
I.Media
Benedicto XVI: El hombre ya no es un «regalo» sino un «producto»
7
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
Ver más