Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Me habita el amor

Comparte

“El amor ha existido siempre, desde que la primera célula ha buscado completar en otra lo que le faltaba para sobrevivir.”

Me habita el amor.

Es la fuerza que me hace buscar la salida en la mirada de otro.
Es la intuición que me empuja al precipicio de otros brazos.
Es la convicción de que el tú es tan importante como el yo.

Me habita el amor.

En lo más íntimo, en lo mejor que tengo, en mi rostro más tierno.
En mis manos tendidas, en mis brazos abiertos.
En mi sonrisa eterna, en la verdad de mis labios, en la presencia que no se vende.

Me habita el amor.

Célula a célula. Cuerpo y espíritu. Un yo que se abre y sale.
Alimento que sacia, camino que se anda, vida que brota.
Equilibrio a prueba de climas, épocas y bits.

Me habita el amor.

Un amor que va más allá y que va más acá.
Palabra manida que es virgen para muchos de los que la usan.
Amores rotos, perdidos, gastados, manipulados. Amores sin amor.

Me habita el amor.

Desde el comienzo, hasta el final.
Sosteniéndolo todo. Origen de la esperanza. Ingrediente del milagro.
Rostro de Dios. Tejido divino. ADN trinitario.

Me habita el amor.

 

Imagen de @saraillamas

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Top 10 Santi Casanova
  1. Más leido
    |
    Más popular
Ver más
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.