Aleteia

Susurros

© Raúl Hernández González
Comparte
Cuántas veces queremos decir a nuestros hijos algo especial y no sabemos cómo hacerlo.

Si éste es tu caso, no te compliques la vida. No necesitas imaginar nada extraordinario, solo expresar lo que sientes. Eso sí, hazlo a solas en un momento con cierta intimidad. Susurrárselo al oído cuando vayas a acostarle puede ser una opción estupenda.

Dejarle una nota escrita con una «cariñada» que vaya de corazón a corazón es otro modo de hacerlo.

© Raúl Hernández González

Para los que os cueste poner palabras a lo que sentís. Aquí tenéis algunas ideas para un «susurro especial»:

– ¿Sabes que te quiero?
– El día que naciste fue el día más feliz de mi vida.
– Cuando estabas en mi tripa tenía muchas ganas de conocerte.
– Ni en el mejor de mis sueños imaginé que tendría un hijo tan especial como tú.
– Me encanta estar contigo.
– Estoy muy orgulloso/a de ti.
– Creo que te voy a tener que dar un beso de vaca…
– Me encanta verte mientras duermes
– Ser tu madre es lo mejor que me ha pasado en la vida.
– Me encanta tu sonrisa.
– Estoy convencida de que vas a hacer cosas grandes en la vida.
Son frases sencillas, no creo estar proponiendo nada del otro mundo. Pero cuántas veces sucede que se nos ha pasado el día y no nos hemos dicho lo mucho que nos queremos…
Una pena, porque no hay nada que pueda aportar más seguridad o forjar una autoestima más saludable que tener el hábito de escuchar de tus padres este tipo de verdades. Porque no se trata de inventarnos nada, ni de falsear la realidad; sino de hacerles saber lo que verdaderamente significan para nosotros. @amparolatre

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Top 10 Amparo Latre Gorbe
  1. Más leido
    |
    Más popular
Ver más