Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 19 abril |
San Expedito
Aleteia logo
Desde Roma
separateurCreated with Sketch.

Cómo vivió el Papa Francisco la caída del Muro de Berlín

Pope Francis during his weekly general audience at St. Peter's Square at the Vatican on March 20, 2024

Antoine Mekary | ALETEIA

Camille Dalmas - publicado el 21/03/24

En su nueva biografía Vivir, mi historia a través de la historia (Harper Collins, 2024), el Papa Francisco hace un repaso de su vida, recordando los grandes acontecimientos históricos que le han marcado y han cambiado el mundo en los últimos 87 años. Uno de ellos, para él, fue la caída del Muro de Berlín

El 9 de noviembre de 1989, el Papa Francisco estaba trabajando en su habitación del Colegio del Salvador, un prestigioso colegio jesuita del centro de Buenos Aires. Estaba trabajando en su tesis sobre el teólogo alemán Romano Guardini -que nunca terminaría- cuando de repente sonó el teléfono. Era un jesuita al que Bergoglio conocía bien, Guillermo Ortiz:

“Padre Jorge, rápido, encienda el televisor…”

El sacerdote, de 52 años, corrió hacia su televisor y vio imágenes de alemanes cruzando el Muro de Berlín, que separa la capital en Este y Oeste desde 1961.

“La historia pasó ante nuestros ojos”, recuerda el Pontífice, que afirma que nunca había imaginado que un acontecimiento así pudiera suceder. Recuerda a los berlineses bailando, bebiendo y besándose: “Esta gente estaba experimentando el final de toda la represión y la violencia. Estaban recuperando su libertad.

El Pontífice argentino recuerda también los rostros bañados en lágrimas de ancianos entrevistados por televisión tras el levantamiento del Telón de Acero. Eran incapaces de hablar porque estaban abrumados por la emoción. “Habían experimentado un gran sufrimiento en sus carnes y llevaban muchos años esperando este momento”.

Frente a su televisor, el futuro Papa contemplaba estas escenas de alegría. Tres años antes dejó Alemania Occidental, donde no era muy feliz, pero para él, como para muchas personas en todo el mundo, este muro simboliza “la división ideológica del mundo entero”.

Detrás de este cambio, el Pontífice ve la labor de los pacificadores en la corriente ascendente, empezando por Mijaíl Gorbachov, “quizá uno de los más grandes estadistas que ha conocido la URSS”. Admira a Gorbachov por haber elegido el camino de las reformas para “evitar más sufrimientos al pueblo” de su país.

muro de berlín
Lugar del muro de Berlín hasta 1989, ahora parte de una calle

También recuerda al Presidente estadounidense Ronald Reagan, que instó a la URSS a derribar el Muro de Berlín. “Y realmente cayó: los vientos del cambio soplaban por fin en Europa”.

Por último, destaca el papel clave desempeñado por Juan Pablo II:

“Con sus palabras y su carisma, dio a toda esa gente la fuerza para unirse y luchar por la libertad”, subraya, haciendo hincapié en la capacidad del polaco para “madurar la conciencia de millones de ciudadanos de Europa del Este, que redescubrieron la esperanza”.

Esas imágenes históricas de 1989 están particularmente grabadas en la mente de Jorge Mario Bergoglio. Y con razón: fue una de las últimas veces que vio la pequeña pantalla, porque un año después juró no volver a verla, y desde entonces rara vez ha encendido el televisor.

Tags:
alemaniahistoriapapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.