Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 12 abril |
San José Moscati
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

San José te enseña a obrar bajo la sombra del silencio  

Saint-Joseph.jpg

Pascal Deloche / Godong

Karen Hutch - publicado el 18/03/24

Conocer a san José no solo es conocer a un eslabón importante para la historia de la salvación, sino también a un amor puro que obró con virtud desde el inicio y bajo la sombra del silencio

Aunque de san José conocemos muy poco en las Sagradas Escrituras, su vida tiene -hasta la fecha- un gran impacto. Son solo 11 veces las que aparece en la Biblia, seis en el Evangelio de san Mateo y cinco en el Evangelio de san Lucas. 

Esto nos permite saber que este humilde carpintero siempre estuvo en segundo plano, obrando bajo la sombra del silencio, “teniendo únicamente la identidad y misión de acoger en su corazón, lleno de silencio y fe, los misterios de Dios sacrosantos de Jesús y María”, escribió el padre Albino Navarro.

Sumisión a Dios

San José fue siempre dócil a la voluntad de Dios, a pesar de los grandes retos a los que se enfrentaba en su tiempo, por ejemplo: qué diría el pueblo al saber que María, la mujer a la cual iba a desposar, estaba encinta; al igual que aquel momento en el que Dios le pide que huyan de Egipto; así como las muchas cosas que tuvo que resolver para proteger a la Sagrada Familia.

La verdadera esencia del segundo lugar

Todos buscamos el primer lugar, ya sea en las competencias o en un asiento, así como en muchas cosas en la vida. Es lo normal en nuestro tiempo. Y claro, potenciar nuestras habilidades para llegar a la cima es bueno, pero san José decidió quedarse con la mejor parte, y no precisamente estando en primer plano.

De hecho, era conocido como “el esposo de María” o por su oficio de carpintero (era nombrado el Tékton que quiere decir carpintero). Precisamente en Mt 13, 55 dice: ¿No es este el hijo del carpintero?

Por lo que podemos considerar los siguientes consejos de san José para entender que una vida llena de obras silenciosas en realidad suman a la vida de los demás y al Reino de Dios

saint joseph

1
Dedica tiempo al silencio

Cuánta falta nos hace el silencio en nuestra vida, así como detenernos un momento para entrar en silencio y poder escuchar lo que Dios quiere decirnos. Uno de los lenguajes preferidos de Dios es el silencio, y sin duda san José lo sabía bien. 

Por excelencia, él es maestro de silencio y de oración. Más que un hombre de palabras era un hombre de hechos.

2
Ejercitar la humildad

Podríamos decir que la humildad es la madre de todas las virtudes, ya que en ella podemos encontrar grandes tesoros, como los encontró san José.

Dice san Bernardo de Claraval: “Aquel a quien muchos profetas desearon ver y no vieron, oír y no oyeron; le fue dado a José, no solo verlo y oírlo, sino llevarlo en sus brazos, apretarlo contra su pecho, cubrirlo de besos”. 

En aquel entonces la carpintería era un oficio para las personas de clase media-baja, por lo que un varón justo no necesitó de un gran oficio para recibir el regalo de la paternidad virginal en Jesús. 

3
Paciencia

El patriarca de la Iglesia, además de entender su lugar, realizo su gran labor sin esperar nada a cambio -ni siquiera los créditos-, y fue hasta años después que se propagó con mayor fervorosidad su devoción. 

San José Manyanet, en el siglo XX, profetizó que llegaría un tiempo especial para la Iglesia “El Tiempo de san José”, ya que escribió: “Creo que el verdadero tiempo de san José no ha llegado todavía, después de dos mil años empezamos solo ahora a entrever algo del misterio en el cual está inmerso”.

Ahora ya lo sabes, Dios tiene grandes recompensas para aquellos que hacen el bien en la sociedad bajo la sombra del silencio. Cuando crees que nadie toma en cuenta tus acciones, Dios sí, ¡eres eslabón importante para su plan perfecto!

Tags:
san josesantossilenciovirtudes
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.