Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 21 febrero |
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Una ONG nos recuerda cuál es la única especie capaz de cambiar el planeta

Manos unidas

Courtesy of Manos Unidas

Patricia Navas - publicado el 09/02/24

El efecto ser humano: un original enfoque de la ONG Manos Unidas en su campaña de este año 2024

Al hablar sobre el efecto del ser humano en el planeta, lo habitual es acusar al hombre de destrozar la Tierra. Pero la ONG Manos Unidas está ofreciendo un nuevo enfoque: que las personas tienen en sus manos la mejora de la casa común.

«El ser humano tiene la capacidad de cambiar el mundo y puede hacerlo para bien, es hora de trabajar en las soluciones», asegura la ONG en su campaña de 2024.

Entre las soluciones destaca la instalación de energía solar y otras energías renovables, la construcción de infraestructuras seguras y sostenibles, la implantación de cultivos adaptados a climas cambiantes y agricultura responsable, reforestación y restauración de ecosistemas.

También la acogida e integración de los cada vez más numerosos migrantes medioambientales y una amplia labor de educación para el desarrollo.

Manos Unidas no ofrece teorías sino multitud de proyectos en marcha que ya están revirtiendo la pobreza, el hambre, la desigualdad y los problemas medioambientales. 

Las propuestas de esta organización católica se basan en su experiencia en países del mundo que están sufriendo especialmente problemas medioambientales.

Una enriquecedora construcción

manos unidas

Proyectos como la construcción de una gran escuela en Mufumbwe, Zambia, que dirigió el misionero español Jorge López Martínez.

Según está explicando el sacerdote estos días en varias ciudades de la provincia española de Lérida, la experiencia ha sido un revulsivo para la zona. 

La población autóctona se ha implicado para conseguir esa escuela, formándose y trabajando en comunidad, valorando y respetando las diferencias entre las personas.

El Padre Jorge recuerda agradecido cómo las mujeres del pueblo se ocupaban cada día del almuerzo para los que estaban trabajando allí. 

Ellas le enseñaron que cuando se cocina su comida típica, la nshima, queda después un poco de harina bajo la cazuela donde se ha cocido. Y él aprendió que todo servicio deja un rastro.

Para agradecérselo, el misionero las invitó a ellas a ser las primeras en visitar la escuela cuando estuvo acabada. Y sus gritos y sus saltos de alegría al ver un aula de ordenadores, nunca antes vista en esa zona rural, fueron el mejor pago a tantos esfuerzos. Lo expresa su sonrisa nostálgica al contarlo. 

Con él, toda la ONG Manos Unidas invita a colaborar recordando que la lucha contra la desigualdad climática es posible y depende de todos.

Tags:
ecologiamundoser humano
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.