Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 03 marzo |
Beata Concepción Cabrera de Armida
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

¿Tus hijos adultos toman malas decisiones? San Josemaría te guía

Hijos adultos

Goksi | Shutterstock

Mar Dorrio - publicado el 01/02/24

¿Cómo deben actuar los padres ante las malas decisiones de sus hijos adultos? Una experta en temas de familia y madre de 12 nos comparte una frase de san Josemaría que te dará dirección

El futuro de Aleteia depende de la generosidad de sus lectores.
Para garantizar que Aleteia siga siendo y para difundir la esperanza,
haz una donación a Aleteia

DONE AHORA

Hay un refrán que dice: «Niños pequeños, problemas pequeños; niños grandes, problemas grandes.» Para los padres, los problemas y el cansancio generalmente encuentran su respiro alrededor de las nueve de la noche, cuando los pequeñajos se van a la cama. Por muy pesado, difícil o complicado que haya sido el día, todo llega a su fin hasta el amanecer del siguiente día. A medida que los niños crecen, la participación activa de los padres tiende a disminuir, especialmente en la transición hacia la vida adulta, donde su presencia puede parecer, erróneamente, que desaparece.

¿Dónde deben situarse los padres?

A medida que descendemos en el rango de importancia de su escalafón debemos cambiar nuestro modo de actuar y nuestra ubicación. Inicialmente, es necesario estar encima, vigilando, enseñando y protegiendo, y dentro de esta protección se incluye el regañar.

Tenemos que estar con él, como con el niño que empieza a andar en bicicleta sin ruedines, pegaditos. A medida que crecen hacia la adolescencia, debemos estar al lado, cerca, por si se van a caer o desviar del buen camino. Y la posición, cuando ya crecen, cuando ya son adultos y han tomado las riendas de su vida, es más bien estar dos pasos más atrás, proporcionando apoyo, cariño y -discretamente- consejo, pero permitiendo que tomen sus propias decisiones. 

Estar dos pasos atrás es una posición difícil; la libertad de los hijos siempre lo es. La impotencia de no poder inyectarles la sabiduría que ganamos con los años y los errores resulta absolutamente frustrante.

Pero no te engañes: hablando poco, brindando cariño y discreción, aún seguirán necesitando nuestra aprobación y valoración; éstas seguirán siendo importantes el resto de su vida.

Ceder sin conceder

padre e hijo familia

¿Qué pasa si los hijos adultos llevan una vida incompatible con nuestra fe católica? Cariño, respeto y oración. Como dijo un santo anteriormente: es más importante hablarle a Dios de nuestros hijos que a nuestros hijos de Dios.

No lo humilles, no lo critiques, no lances comentarios capciosos al aire. Cuando tengas que recomendarle otro camino busca hacerlo en privado y hazlo con todo el cariño que encuentres en el corazón.

Aplícale a tu hijo esa frase: «Se condena al pecado y se disculpa al pecador». Ten mucha paciencia; las grandes catedrales no se construyeron de un día para otro. Cincelar un alma puede ser más difícil y duro que esculpir una roca.

San Josemaría dijo: «Tenemos que ceder sin conceder, con el ánimo de recuperar». Esta frase magistral es muy aplicable a las situaciones que viven muchas familias de hogares católicos con hijos adultos que viven una situación irregular. En esos casos, que tu hijo venga con su pareja (fruto de una situación irregular) a comer a casa no es un acto intrínsecamente malo; estaríamos en ese proceso de ceder sin conceder, con ánimo de recuperar.

Sólo podemos tender la mano si seguimos formando parte de su vida. Nuestra función es la de lanzar puentes, tenemos que seguir haciéndolo, incluso, cuando estamos dos pasos más atrás.

Tags:
decisionesfamiliahijos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.