Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 27 septiembre |
San Vicente de Paúl
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Me confesé y se me olvidó cuál era la penitencia ¿Qué hago?

PAPIEŻ FRANCISZEK, LITURGIA POKUTNA

Cristina Rodriguez/Panama 2019/Flickr

Mónica Muñoz - publicado el 27/07/23

Después de confesarse, los pecados quedan perdonados y el sacerdote impone una penitencia, pero ¿y si se me olvida qué me dejaron hacer?

El Catecismo de la Iglesia católica recuerda que existen los sacramentos de «curación», que son la Reconciliación o Penitencia y la Unción de los Enfermos, porque Cristo, que es médico del alma y del cuerpo, nos dio una vida nueva en los sacramentos de iniciación cristiana, la cual puede debilitarse y hasta perderse por causa del pecado. Por eso, la Iglesia continúa su obra de curación y de salvación mediante estos dos sacramentos.

Confesarse bien y cumplir la penitencia

Después de hacer un buen examen de conciencia, sentir dolor de los pecados y tener propósito firme de no volver a pecar, se hace la confesión de viva voz al sacerdote, que es el ministro de este sacramento; él, luego de dar la absolución al penitente, perdonando los pecados en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, acostumbra a establecer una obra u oración para satisfacción, es decir, el confesor impone al penitente el cumplimiento de ciertos actos de penitencia para reparar el daño causado por el pecado.

No sé cuál era la penitencia

Sin embargo, puede ser que porque no escuchamos bien o porque no cumplimos inmediatamente la penitencia por alguna otra razón, se nos olvide lo que el confesor nos haya impuesto.  ¿Qué se hace en ese caso?

El, Pbro. José Luis Solís Rincón, canonista, responde esta pregunta para Aleteia: 

«En ese caso, la gente de manera natural sabe que hay una penitencia, entonces, casi siempre se va al Santísimo y reza algo. Ahora, si conocemos a nuestros sacerdotes, ya sabemos quien es el que te deja un rosario o un padre nuestro. Por lo general se te va a olvidar lo ordinario.  Ve y reza un avemaría o un padrenuestro y la próxima vez que te confieses, dile al padre que no recordaste la penitencia de tu última confesión, lo que rezaste en su lugar y ya te dirá si le aumentas algo más con la nueva penitencia».

El pecado era grave

En cuanto a la gravedad del pecado y la penitencia que hay que realizar, el Obispo Víctor Alejandro Aguilar Ledesma dice a Aleteia: «De acuerdo con el pecado es la satisfacción; no pretendas que, si te robaste cien mil pesos, tienes con rezar un padrenuestro. Debes restituir el dinero. Si rompiste un vidrio, hay que pagarlo; si hablaste mal de alguien, ahora habla bien y reza por esa persona. Aunado a la oración está la retribución».

Te dejamos unos consejos para confesarte bien.

Tags:
confesionpenitenciasacerdote
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.