Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 19 octubre |
San Juan de Brébeuf y compañeros mártires
Aleteia logo
home iconActualidad
line break icon

La eutanasia de Martha Sepúlveda finalmente fue cancelada en Colombia

COLOMBIA

@Fede0830

Pablo Cesio - Aleteia Colombia - publicado el 10/10/21

Estaba previsto que sucediera este domingo 10 de octubre, pero finalmente se anunció desde Colombia su cancelación este sábado por parte de la entidad de salud que tenía en sus manos el caso. “Martha, no estás sola”, había sido el mensaje de la Iglesia a la mujer que se quería aplicar la eutanasia

El caso de Martha Liria Sepúlveda Campo, la primera paciente con un diagnóstico no terminal que iba a acceder a la aplicación de la eutanasia este domingo 10 de octubre en Colombia, finalmente tuvo un giro este sábado 9 de octubre.

Según confirmaron medios locales como El Tiempo, la IPS Incodol (entidad de salud en Colombia) decidió cancelar la eutanasia programada para las siete de la mañana de este domingo.

Luego de la revisión del caso se “analizó de nuevo de forma amplia y suficiente la solicitud”, tras lo cual se “define que no se cumple con el criterio de terminalidad como se había considerado en el primer comité”.

La protagonista de esta historia, de 51 años, sufre esclerosis lateral amiotófica, conocido como ELA, desde hace tres años. En los últimos días fue entrevistada por el medio local Noticias Caracol y fue ahí donde había reafirmado su deseo de aplicarse la eutanasia.

«Estoy más tranquila desde que me autorizaron el procedimiento me río más y duermo más tranquila», expresó durante ese encuentro con Juan David Laverde.

“Martha, no estás sola”

El presidente del Departamento de Promoción y Defensa de la Vida de la Conferencia Episcopal de Colombia, monseñor Francisco Ceballos, había enviado un contundente mensaje con el objetivo de tocar el corazón de la mujer que ha estado en boca de todos por estos días en Colombia debido a su intención de aplicarse la eutanasia este domingo 10 de octubre.

El caso de Martha impactó. Esto no solo por todo lo que implica la eutanasia, que es legal en casos graves en Colombia desde 1997, sino por la discusión en torno al fallo de la Corte Constitucional del mes de julio –que mereció hasta el pronunciamiento de la Iglesia- que ofreció nuevos alcances en casos no terminales. Cuatro días después de aquello, Martha solicitó el procedimiento. Pero también llamó la atención habida cuenta de que Martha se dice católica, suele acudir a misa y pretendía aplicarse la eutanasia un domingo.

«Yo estoy totalmente tranquila, soy una persona católica, me considero muy creyente de Dios. Pero repito, (Dios) no me quiere ver sufrir a mí. Yo creo que a nadie. Ningún padre quiere ver sufrir a sus hijos», expresó en un momento de la entrevista.

«Yo sé que el dueño de la vida es Dios. Nada se mueve sin la voluntad de él, pero yo creo que él esta permitiendo eso. El me está premiando porque no voy a estar postrada en una cama (…) Lucho por descansar», agregó la mujer, que tiene 11 hermanos.

“Le quiero manifestar a mi hermana Martha que no está sola, que el Dios de la vida siempre nos acompaña. Que su tribulación puede encontrar un sentido trascendente si se convierte en una llamada al Amor que sana, al Amor que renueva, al Amor que perdona”, señaló el 6 de octubre Ceballos.

“Martha, la invito a reflexionar serenamente sobre su decisión; ojalá, si las circunstancias se lo permiten, lejos del acoso de los medios de comunicación que no han dudado en tomar su dolor y el de su familia, para hacer una suerte de propaganda de la eutanasia, en un país profundamente marcado por la violencia”, prosiguió en aquel entonces.

El obispo cerró su mensaje invitando a la propia Martha a la misa del de este 9 de octubre en la Iglesia Catedral Nuestra Señora de los Remedios de Riohacha. Se iba a rezar por su vida.

Sin embargo, según trascendió a través de la prensa local, Martha no se enteró de ese mensaje y llamado.

 No obstante, con el giro de este sábado en Colombia, que curiosamente coincide con el día mundial de los cuidados paliativos, hoy más que nunca vuelve a retumbar aquello de “Martha, no estás sola”. Sigamos rezando por ella y su situación.

Tags:
america latinacolombiaeutanasiaiglesia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
VENEZUELA
Ramón Antonio Pérez
Cuando la vida surge del atroz abuso a joven discapacitada
2
THERESA
Maria Paola Daud
¿Santa Teresa de Ávila fue la inventora de las papas fritas?
3
Gelsomino del Guercio
Carlo Acutis habló de un regalo que le hizo Jesús, ¿de qué se tra...
4
Henry Vargas Holguín
¿Cuál es el pecado contra el Espíritu Santo?
5
squid game
Dolors Massot
¿Qué ocurre con la serie «El juego del calamar» (Squid Game)?
6
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa a los poderosos: “Quiero pedirles en nombre de Dios…”
7
CARLO ACUTIS, CIAŁO
Gelsomino del Guercio
«Cerró los ojos sonriendo»: así murió Carlo Acutis
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.