Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 03 diciembre |
San Francisco Javier
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

San Cornelio, el centurión: el primer bautizado de origen no judío

CORNELIUS

Public domain

Dolors Massot - publicado el 20/10/20

Un militar romano de corazón recto que buscaba a Dios que estaba destinado en Judea, donde se convertiría en el primer no judío bautizado

Cornelio era un centurión de la cohorte II Italica Civium Romanorum, también llamada Cohors Italica en la Vulgata.

Se encontraba destacado en Cesarea Marítima, la capital de la provincia romana de Judea (actualmente en ruinas entre Tel Aviv y Haifa).

Conocemos la historia de san Cornelio por la narración del capítulo 10 de los Hechos de los Apóstoles, en el Nuevo Testamento.

Se dice que era un “hombre piadoso y temeroso de Dios, lo mismo que toda su familia”. Tenía rectitud de corazón y Dios escuchó su oración de búsqueda.

Dos visiones que se complementarán

Un día, Cornelio tuvo una visión en la que Dios le ordenó ir a buscar a “Simón, llamado Pedro”, que estaba en Jope. Para ello, mandó a dos servidores y a un soldado piadoso.

Allí se encontraba, efectivamente, Simón Pedro. Este a su vez, había tenido una visión que no sabía cómo interpretar.

Se le habían aparecido un mantel y animales sobre él, y la voz de Dios le había dicho: “Mata y come”.

Él no comprendía qué debía hacer, porque ejecutar eso al pie de la letra habría sido una acción impura para un judío. Pero la voz de Dios le había señalado:

“Lo que Dios ha purificado, no lo llames impuro” (Hechos, 10, 15).

Por su parte, al llegar los enviados de Cornelio a su casa, el Espíritu Santo habló a Pedro, que estaba rezando en la terraza:

«Allí hay tres hombres que te buscan. Baja y no dudes en irte con ellos, porque soy yo quien los he enviado».

Los emisarios le dijeron que su señor, Cornelio, quería que fuera a su casa “para escuchar tus palabras», tal como le había indicado un ángel.

Pedro comprendió entonces que Dios lo llamaba a evangelizar también a los gentiles (los no judíos). Al día siguiente partieron los cuatro hacia Cesarea.

Al llegar Pedro a casa de Cornelio, este se echó a sus pies y lo adoró. Dicen los Hechos que “había reunido a su familia y a sus amigos íntimos”, dispuesto a compartir con ellos algo trascendental para sus vidas.

Pedro le ordenó inmediatamente que se levantara y dijo:

“Vosotros sabéis que está prohibido a un judío unirse a un extranjero y entrar en su casa. Pero Dios me enseñó a no llamar profano o impuro a ningún hombre” (Hechos, 10, 28).

Dios no hace acepción de personas

Pedro y Cornelio entonces entraron en conversación y el centurión le contó lo que había experimentado: que Dios había escuchado su oración y que debía acudir a san Pedro.

Pedro, ya convencido entonces de que su visión tenía un sentido evangelizador y universal que superaba la Ley de Moisés, dijo:

“Dios no tiene acepción de personas, sino que se complace en toda nación que le teme y practica la justicia”.

Cristo ya no era solo para el pueblo de Israel sino para todos.

El Espíritu Santo se posó sobre todos los que estaban allí, fieles de origen judío y gentiles. Y Pedro afirmó:

“¿Puede acaso alguien negar el agua del bautismo a estos, que recibieron el Espíritu Santo como nosotros?” (Hechos, 10, 47).

Y así fue como se bautizó a los gentiles y se comenzó la evangelización de los no judíos.

De ahí que a san Cornelio, el centurión, se le considere el primer gentil bautizado en la historia de la Iglesia.

La fiesta de san Cornelio se celebra el 20 de octubre.

Oración a san Cornelio, centurión

San Cornelio, ayúdame a seguir tu ejemplo a diario.

Haz que busque a Dios con rectitud de corazón

y que este criterio impregne mi modo de vivir,

mi toma de decisiones y mi horizonte.

Que Dios sea la meta de mis días y de mi vida entera.

Ayúdame a que sea una persona de oración

y que eso se note en mi comportamiento

coherente con la fe.

Haz que haga partícipes de la alegría de ser cristianos

a mi familia y a todas las personas

a las que tengo oportunidad de conocer

a través de mi trabajo y mis relaciones sociales.

Haz que siempre esté agradecido/a

por haber recibido la gracia del bautismo

y que haga rendir mis talentos al servicio del Señor.

Haz que ame siempre a la Iglesia y al Papa, sucesor de san Pedro.

Amén.

Si quieres conocer la vida de otros santos, puedes clicar aquí.

Tags:
apostolprimeros cristianossan Pedrosantoralsantos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.