Aleteia

Se suben a una grúa para visitar a su amiga con cáncer en el hospital

FRIENDS
Fair use
Comparte

Gabriela lleva dos meses ingresada y no estaban permitidas las visitas a causa de la pandemia, pero la amistad lo puede todo

Gabi (Gabriela) es una mujer de 52 años enferma de cáncer que lleva dos meses ingresada en el Hospital Fleming de la ciudad de La Plata (Argentina).

El centro de salud no permite las visitas a los enfermos para frenar el contagio de coronavirus, pero las amigas de Gabi lamentaban no poder acompañarla en estos momentos difíciles.

«Cómo no íbamos a venir»

Pero el cariño aguzó el ingenio: ya que no podían entrar en el edificio, se les ocurrió alquilar una grúa con elevador. Se colocaron frente al edificio y, subidas a la plataforma de tijera, ascendieron hasta el nivel de la última planta del edificio, así la amiga podía verlas por la ventana de su habitación.

El momento fue grabado por la cámara del teléfono móvil de una de las amigas y se pueden escuchar los saludos entusiastas de las 12 amigas: “Cómo no íbamos a venir. Estamos acá, reina. Sabía que te íbamos a poder ver. Estamos acá boluda, no lo puedo creer. No pueden con nosotras, Gabi”, se escucha a varias mujeres del grupo, que estallan de contento al ver a la amiga asomarse a la ventana.

En la plataforma de tijera, las amigas se pertrecharon de todo lo que pensaban que podría alegrar a la enferma: una pancarta, globos… y sus brazos agitándose al aire para que la amiga sintiera su cercanía.

Según explicó el diario «El Día» de La Plata, Gabriela y sus 12 amigas forman un grupo de running. Desde que estaba ingresada, habían participado en videollamadas, pero estaban convencidas de que para la amiga enferma sería mejor su presencia física. “Nosotras nos contactamos con ella por Zoom, pero a veces no es lo mismo y se nos ocurrió ir a visitarla de esta forma», dijo una de ellas.

«Es una forma de honrar una amistad»

«Es una mezcla de sensaciones debido a que no es una fiesta ni nada que se parezca, sino una forma de honrar una amistad de muchos años», explicó.

Gabriela agradeció el gesto, según pudieron saber, y la familia está contenta de ver el cariño de sus amigas. «La podíamos haber llamado, pero queríamos hacer algo que honre la amistad que tenemos. La idea era generar algo lindo y hacer algo que pudiera trascender, y hacer la diferencia en el buen sentido.»

Lo lograron de todas todas. La prueba es que el vídeo que recoge la secuencia se ha distribuido por las redes como la pólvora.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.