Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 23 julio |
Santa Brígida de Suecia
home iconCuriosidades
line break icon

Cuando Juan Pablo II visitó una favela

JOHN PAUL II

DERRICK CEYRAC | AFP

Pablo Cesio - Aleteia Brasil - publicado el 04/07/20

Algunas curiosidades y anécdotas de un viaje histórico, el primero de un Papa al “gigante sudamericano”

Hoy en día, con los gestos extendidos del papa Francisco a lo largo y ancho y el mundo, aquello del contacto con los más vulnerables parece normal. Sin embargo, en 1980, cuando el papa Juan Pablo II visitó una favela y alguna zona pobre en Brasil generó sorpresa entre los militares que lideraban el país en ese entonces.

Así lo recuerdan quienes formaron parte de la organización del primer viaje de un Papa a Brasil.

El motivo de la histórica visita, el 30 de junio de 1980, fue la celebración del décimo Congreso Eucarístico Nacional.  

La expresión de deseo recayó en aquel entonces sobre la favela de Videgal, al sur de Río de Janeiro.

Los residentes de esa zona habían sido amenazados de desalojo, recuerda un reciente informe de BBC Mundo Brasil que recuerda curiosidades y anécdotas del viaje apostólico.

«Nuestra preocupación era grande. El Papa no podría sufrir un solo rasguño. De lo contrario, era otra razón para remover a la comunidad», recuerda para ese informe Paulo Roberto Muniz, de 65 años, residente de Vidigal.

Cuando Juan Pablo II visitó una favela, lo hizo bajo un estricto protocolo de seguridad.

Como dato a tener en cuenta, se recuerda que ni el presidente de aquel momento de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB), Dom Ivo Lorscheiter (1927-2007) pudo acompañar al Papa.

La donación del anillo de Papa

Durante aquella visita –por aquel entonces más que elocuente- el Papa inauguró una capilla dedicada a san Francisco de Asís.

Y se recuerda el momento en que rompió todo lo establecido para regalar su anillo episcopal, entregado al padre Coelho, sacerdote con trabajo vinculado a favelas.  

El recorrido del Papa por Vidagal prosiguió en algunas casas, algo que llenó de emoción a todos y se transformó en recuerdo inolvidable.

Juan Pablo II en… ¡Maracaná!

El Estadio de Maracaná (Río de Janeiro) escenario de finales del mundo, también recibió al papa Juan Pablo II durante su visita.

En aquel momento, se indica en este informe especial, unas 150.000 personas se hicieron presentes para acudir a la ordenación de 76 sacerdotes.

Pero el Papa no solo recorrió estadios en Brasil, entre ellos este famoso. También pudo ir a otros sitios como cárceles y hospitales.

JOHN PAUL II
Shutterstock | rook76

12 días, 13 ciudades y 49 discursos

Las cifras de aquella visita a Brasil siguen asombrando. El recorrido se hizo durante 12 días a lo largo de 13 ciudades y se extendió hasta el 11 de julio de 1980.

Unos 49 fueron los discursos pronunciados (entre homilías, saludos, agradecimientos) por el Papa en aquel entonces, se añade.

La brecha del clima

La salud del papa Juan Pablo II no estuvo exenta de alguna afectación por aquel entonces, pues se recuerda algún resfriado.

Es que, por ejemplo, recorrió algunos lugares como Porto Alegre (4ºC) y también Manaos (45º). Sin dudas una brecha climática que termina haciendo estragos.

En el sur de Brasil, indica BBC Mundo, se celebró la misa más larga de la visita. Duró unas cuatro horas (varias personas de países de la región como Chile, Argentina y Uruguay estuvieron también presentes en aquella oportunidad).  

La última misa del Papa en Brasil fue en Manaos.  El intenso calor también lo terminó sacudiendo.

Pero rápidamente se sobrepuso y actualmente aquel recorrido a lo largo de 12 días retumba como un bonito recuerdo, máxime al entender que está vinculado a un país que por estas horas necesita de la oración de una manera más que especial debido al duro golpe del coronavirus.


VOIGHT

Te puede interesar:
Un siglo de Juan Pablo II, también en el cine


RELACJA

Te puede interesar:
¿Por qué Juan Pablo II dio tanta importancia a la ternura para la pareja?


JOHN PAUL II

Te puede interesar:
Logros poco conocidos de Juan Pablo II a favor de la libertad


MADONNA

Te puede interesar:
La bonita oración que san Juan Pablo II dejó a las familias

Tags:
brasilJuan Pablo IIperiferiavisita
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Magdalene
Miguel Pastorino
La verdad sobre María Magdalena: ¿fue una prostituta?
2
Verificat
¿Es peligrosa la nanotecnología usada en las vacunas anti covid?
3
nun
Larry Peterson
Jesús le regaló a esta religiosa esta oración de 8 palabras
4
WATER
Philip Kosloski
¿Por qué el sacerdote se lava las manos durante la misa?
5
Ks. Michał Lubowicki
Lista de impedimentos para casarte (hay más razones de las que cr...
6
MEN METAL DETECTING
Zoe Romanovsky
Un hombre encuentra la Medalla Milagrosa en el océano después de ...
7
MONICA ASTORGA
Esteban Pittaro
Una monja carmelita logró la casa propia para 12 personas trans
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.