Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Este obispo ya curado explica cómo se siente el enfermo por coronavirus

Il vescovo di Cremona, guarito dal Coronavirus
Comparte

Monseñor Antonio Napolioni es el primer obispo que ha superado el Covid-19

“Ayer (martes 17 marzo ndr) regresé a casa tras 10 días ingresado en el Hospital Mayor de Cremona por una neumonía causada por el Covid-19. Mi primer pensamiento de inmensa gratitud es para los médicos, enfermeras y todo el personal del departamento de Neumología, dirigido por el Dr. Giancarlo Bosio. Los apoyamos a ellos y a quienes trabajan más allá de sus fuerzas, con oración, con solidaridad, con la ejecución cuidadosa de los protocolos que exige este momento tan delicado”.

Este es el mensaje publicado en Facebook por monseñor Antonio Napolioni, obispo de Cremona (Italia), quien ha enfermado por culpa del Coronavirus.Después de estar 10 días en el hospital regresó a la casa episcopal donde permanerá en cuarentena hasta que sea oportuno. El viernes 7 de marzo tuvo que ser ingresado en el Hospital de su localidad porque presenta los síntomas de una neumonía atribuibles al coronavirus.

Tras algunos días el personal médico confirmó sus sospechas. Esta plaga estaba haciendo mucho daño a sus conciudadanos. Pero, gracias a las atenciones médicas, pudo recuperarse y ser dado de alta.

“Agradezco – añadió el obispo en Facebook – las innumerables palabras de la Iglesia cremonese, del episcopado lombardo e italiano. Recibo como regalo muchísimos mensajes. Me di cuenta que estaba siendo llevado, como en un único cuerpo, en donde quien cuida y quien es cuidado son caras concretas del Señor Jesús. Su Pascua regenerará la esperanza y nos volverá a poner en el camino. Los abrazo ‘virtualmente'”.

¿Qué se siente?

El obispo contó, al Avvenire, lo que sintió cuando le encontraron los síntomas del Covid-19. “Tomé nota. En los días anteriores estaba en una visita pastoral, en contacto con la gente. Los síntomas ya los sentía, me costaba respirar. Afortunadamente el diagnóstico fue inmediato y esto permitió cambiar la situación en unos días”.

En el hospital, explica, “fui aislado”. Encontré una gran fuerza de médicos y paramédicos, una lección de humanidad y profesionalidad, de dedicación impresionante”.

En esos días, “sentí un gran afecto. Los trabajadores piden el apoyo de la oración. Seguiré rezando por ellos y con ellos. El arma poderosa es mantenerse lúcidos espiritualmente, encomendarse al Señor que es padre también en estas situaciones”.

Del terremoto a la pandemia

Esta experiencia le está dejando una huella interior indeleble.

Una experiencia que le está dejando una huella interior indeleble. “En los meses pasados en las Marcas (Marche) enfrenté el terremoto, en Cremona pensaba en posibles inundaciones, pero ciertamente no en una pandemia viral. Es la vida misma quien nos pide compartir la realidad. No hay tiempo para demasiados razonamientos. En la realidad nunca se impide amar, esforzarse, o soportar”. 
Images Google
El Hospital Mayor de Cremona.

“Madre que cuida el sentido de la vida”

A los enfermos, monseñor Napolioni dice “que se encomienden con confianza a quien cuida de ellos. Sintiendo que cada instante puede ser una posible recuperación. No siempre sucede esto, pero es necesario tener viva la esperanza”.

Y sobre el papel de la Iglesia en este momento afirma que “es esa madre que cuida el sentido de la vida. Es este gran abrazo que dice: ‘Mira que lo estamos logrando”.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.