Aleteia

Papa Francisco nombró a ex misionero en África, ministro de las finanzas del Vaticano

Curia general de los jesuitas Patrick Mulemi, SJ | Patrick Mulemi, SJ | Society of Jesus
Comparte

“Sorpresa’ fue la palabra usada cuando me llamaron desde Mozambique a Roma

El papa Francisco ha nombrado al sacerdote y ex misionero jesuita en Mozambique (África), Juan Antonio Guerrero Alves, Prefecto de la Secretaría de Economía. Así lo anunció hoy, 14 de noviembre de 2019, la Oficina de Prensa de la Santa Sede. El Consejero General de la Compañía de Jesús que remplazará al cardenal George Pell, nació en Mérida (España). 

Se trata de un puesto estratégico para la reforma económica que emprendió el papa Francisco en 2013 y que quedó vacante durante casi dos años (29 de junio de 2017) tras la renuncia del cardenal australiano George Pell, obligado a volver a su país para responder a las acusaciones de abuso sexual. 

Guerrero Alves, 60 años, tomará las riendas de las finanzas del Vaticano a partir del 1 de enero de 2020 en un momento delicado debido a los decenales escándalos en esta materia, el último producto de una investigación en curso por una gestión ‘opaca’ por parte de algunos funcionarios de la Secretaría de Estado que están siendo investigados en conexión a dinero del Óbolo de San Pedro invertido en transacciones inmobilarias en Londres y, en medio de una crisis, por la disminución de donaciones destinadas a la misión del papa que antes provenían de benefactores de América del Norte. 

El jesuita español no será promovido a obispo, ni cardenal, como sucede en algunos casos, por solicitud del prepósito general de los jesuitas, Arturo Sosa, pues, espera que Guerrero Alves vuelva a ser un cura al servicio de las obras a favor de los más necesitados al cabo de los cinco años de mandato. El jesuita responderá por sus funciones no sólo al Consejo de Economía dirigido por el cardenal Marx, sino también directamente al papa Francisco.  

“Agradezco al Santo Padre que me permita realizar esta misión como jesuita, para poder seguir siéndolo cuando termine este servicio”, dijo a Vatican News Guerrero Alves. “Sorpresa’ fue la palabra usada cuando me llamaron desde Mozambique a Roma para ser delegado del Padre General. Para este nuevo servicio debería buscar otra palabra, porque no entraba en modo alguno en mi ámbito de posibilidades”.

El anuncio del nombramiento llegó un día después de que la Alta Corte australiana aceptara acoger la apelación solicitada por el cardenal Pell, quien fue el primer prefecto del super “ministerio» de las finanzas vaticanas creado en febrero de 2014, y de que llegara la reiterada puesta de confianza de la Santa Sede en la justicia de ese país, además de manifestar, una vez más, su cercanía a las víctimas de abuso sexual. 

 

La Congregación para la Doctrina de la Fe espera los resultados del proceso en curso de Pell y la conclusión definitiva de todos los niveles judiciales antes de ocuparse del caso, confirmó hace unos meses, Mateo Bruni, director de la oficina de prensa de la Santa Sede. 

El nuevo ministro de las finanzas del Vaticano fue ordenado sacerdote el 30 de mayo de 1992, habla italiano, inglés, francés, portugués y español. Es Licenciado en Economía en la Universidad Autónoma de Madrid (1986), Licenciado en Filosofía y Letras de la misma Universidad (1993) y Licenciado en Teología en la Universidad Pontificia de Comillas (1994). 

También fue Profesor de Filosofía Social y Política en la Universidad Pontificia de Comillas (1994-1997 y 1999-2003), profesor de novicios jesuitas en España (2003-2008), superior provincial de la Provincia de Castilla (2008-2014), tesorero de Compañía de Jesús en Mozambique (2015-2017) y director del Colegio San Ignazio de Loyola (2016-2017) en el mismo país. 

Desde 2017 es delegado del superior general para las casas y obras interprovinciales en Roma que apoya la misión de 360 jesuitas procedentes de 69 provincias de todo el mundo e incluso fue consejero general de la Compañía de Jesús. 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.