Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

“El Camino de Santiago es un reto que te hace valorar la vida”

I'LL PUSH YOU
Push Inc
Comparte

Hay personas que van a Santiago de Compostela a pie, otros en coche, otros a caballo... Ellos lo hicieron "empujados".

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Todo empezó en Ohio (Estados Unidos). Justin Skeesuck era un joven que a los 16 años había sufrido un accidente de tráfico y poco después se le diagnosticó una enfermedad neuromuscular debilitante que le impide mover las extremidades. Justin va desde entonces en silla de ruedas.

“Yo te empujaré”, el impulso de la amistad

Este joven contó un día a su amigo Patrick Gray que su sueño era hacer el Camino de Santiago. Patrick no lo dudó: “I’ll push you, yo te empujaré”, le dijo.

Dicho y hecho. En 2014, Justin y Patrick atravesaban el Atlántico y culminaban un recorrido de 800 kilómetros haciendo el Camino Francés para llegar a Santiago de Compostela. De aquella aventura, que es un canto a la amistad y a la esperanza, surgió un libro y una película, “I’ll push you”. Y la historia no acaba ahí…

I'LL PUSH YOU
Push Inc

Estos amigos inseparables decidieron entonces crear la Fundación I’ll Push You. Dan conferencias, hablan en público… Este verano han logrado un hito: la primera edición del viaje “Te empujaré: Camino Accesible”.

El viaje hizo posible que 11 personas con movilidad reducida o que necesitan ayuda para trasladarse hicieran la ruta jacobea. Para ello, 37 compañeros de ruta les facilitaron el soporte que necesitaban en cada momento. La alegría a la llegada a la plaza del Obradoiro era inconmensurable. “El Camino de Santiago es un reto que te hace valorar la vida” dijeron Justin Skeesuck y Patrick Gray al ver que habían hecho posible el sueño de otros.

¡A por la compostelana!

Esta vez la ruta ha sido de 100 kilómetros, para que los peregrinos -procedentes de Estados Unidos, Nueva Zelanda, Canadá y Australia- lograran la compostelana. Viajaron por Portomarín (Lugo), Palas de Rei, Melide (La Coruña), Arzúa y Amenal hasta llegar a Santiago.

No ha sido fácil. Justin confesó que en las subidas de las zonas montañosas, se hizo duro, pero valió la pena: “Es el resultado de un esfuerzo de toda una comunidad. No podía haber tenido unos compañeros mejores”.

I'LL PUSH YOU
Push Inc

“Algunas veces, aquello que emprendes en la vida es difícil -explicó- y no tienes todas las respuestas que te gustaría, pero tienes que dejarte guiar por tu corazón y eso hemos hecho ante el reto del Camino”.

Esta experiencia ya tiene continuidad, y para los próximos junio y septiembre de 2020 están en marcha otros dos viajes, gracias también a la colaboración de la agencia de viajes CaminoWays, que está especializada en el Camino de Santiago.

Laura Nanclares, del equipo de CaminoWays, confesó que para ella estos días han supuesto una de las mejores experiencias de su vida y son una inspiración. “Te das cuenta -explicó- de que todo es posible si pones pasión y esfuerzo; ha sido un aprendizaje increíble. Nos sentimos felices de colaborar con este maravilloso grupo desde nuestra agencia y seguiremos dando todo nuestro apoyo a la fundación”.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.