Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Así avanza la propaganda satanista en internet

DEVIL,THUMBS UP
Shutterstock
Comparte

Mucho cuidado con los newsgroup y sus contenidos

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

El más reciente elemento considerado responsable de la difusión del satanismo, sobre todo entre los jóvenes, es Internet. Con la llegada de internet y su difusión, se han multiplicado las posibilidades de comunicación e información. Por su dificultad de reglamentación y control, también este medio de comunicación se ha convertido en posible vehículo de ilegalidad.

La propaganda satanista se ha puesto al día en seguida, poniendo en marcha numerosas páginas web, creadas por sectas o por satanistas aislados, para difundir las propias doctrinas y crear comunidades virtuales de “apasionados del tema”.

Se han examinado también algunos newsgroup, o grupos de correo electrónico dedicados al satanismo. A través de este medio los inscritos tienen la posibilidad de dejar mensajes en una especie de escaparate virtual, permitiendo a otros usuarios interesados que respondan.

El ámbito donde los elementos de instigación a actos ilegales parecen mayores es el de los chat, grupos de conversación en tiempo real, y de los newsgroups hospedados por estos sitios, donde el control es obviamente más difícil.

En estas secciones hay referencias a técnicas para suicidarse, para construir armas, exhortaciones al canibalismo y al racismo, fantasías de tortura y sacrificios humanos. En esta perspectiva, Internet es seguramente el medio más eficaz y directo para acercarse al mundo del satanismo, no solo para los simples curiosos, sino también para quien, como los adolescentes, tiene mayor probabilidad de ser influenciado y condicionado por una visión del mundo que parece sexualmente libre, indiferente ante la muerte y el sufrimiento, pero también violenta, despreciativa y nihilista.

Los contenidos de los sitios satánicos que incitan explícitamente a formas criminales, como violencia sexual, suicidio u homicidio, constituyen una posible fuente de “exposición” para muchos sujetos con perfiles de personalidad en riesgo, como menores, personas con depresión, sádicos u otras personas psicológicamente sugestionables.

El contacto con el mundo del satanismo, allí donde para los juegos de rol y la música es indirecto, en lo que respecta a internet, puede ser mucho más inmediato y directo, pero también más peligroso y difícilmente detectable.

Existen incluso sitios en Internet que realizan videos de muerte a petición; los jóvenes pueden enviar su historia por e-mail y pedir la puesta en escena de un tipo de homicidio en concreto, más o menos violento y sanguinario, y después reciben el video en casa. Los protagonistas de estas grabaciones no mueren de verdad, pero las imágenes son muy inquietantes, sobre todo si se piensa que son los muchachos quienes las piden.

En Internet, por desgracia, se encuentran muchísimas páginas anticristianas, no hace mucho existía una especie de “juego de la blasfemia”, donde el navegante podía inventar su propia blasfemia y enviarla por correo electrónico. La blasfemia se publicaba de forma anónima, las páginas se dividían en categorías: blasfemias a Jesús, a la Virgen, a Dios, al Papa.

Es un juego peligroso, pero sobre todo deseducativo porque invita a los jóvenes a una mala acción, escondiéndose tras el anonimato, lo mismo que hacen los inventores del juego, que no tienen el valor de identificarse en el sitio blasfemo.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.