Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El “Rapero de Negro”: por qué un cristiano está arrasando en el mundo de la música

Nathan Feuerstein
KEVIN WINTER | GETTY IMAGES NORTH AMERICA | AFP
Comparte

Nathan Feuerstein, o NF, es un rapero de 28 años que acaba de lanzar su cuarto álbum de estudio, 'The Search'

Un joven adolescente blanco de Michigan, que usa sus iniciales como nombre artístico, emerge en la escena del hip-hop; sus letras trepidantes reflejan las heridas de un hogar roto; y su música se convierte rápidamente en un fenómeno cultural, haciéndose con un álbum Billboard, un sencillo de triple platino y millones de fanáticos en todo el mundo.

Si creciste en los 90, conoces bien esta historia. Es la historia de Marshall Mathers, o Eminem (originalmente “M&M”), que capturó la atención del mundo con sus LPs de Slim Shady y Marshall Mathers.

Pero también es la historia de Nathan Feuerstein, o NF, un rapero de 28 años que acaba de lanzar su cuarto álbum de estudio, The Search, que, al igual que su último álbum Perception, ha encabezado rápidamente las listas de Billboard.

Al igual que Eminem, la historia de NF está lejos de ser idílica. Después de que sus padres se divorciaran, fue abusado físicamente por el novio de su madre. En 2009, su madre, adicta a los fármacos, murió de una sobredosis.

(Su canción sobre su madre, “How Could You Leave Us,” es un himno desgarrador para los niños de la epidemia de opioides.) NF fue catapultado a la fama hace unos años con el sencillo “Let You Down” y el niño de Michigan que escuchó a Eminem cuando era adolescente – y que todavía muestra signos evidentes de su influencia, especialmente cuando se entrega a la fanfanorrería de un rap pasado de moda – ahora es comparado con él.

Pero la música de NF también representa una clara divergencia de la de Eminem. Slim Shady floreció sobre los ritmos alegres y a veces bobos del Dr. Dre de los primeros años; The Search está impulsada por los premonitorios y dramáticos ritmos popularizados una década después. Mientras Eminem a menudo cedía a la arrogancia y la comicidad de la cultura popular; NF tiende a sumergirse hacia adentro, más a la manera de la lista de Rhymesayers Entertainment, reflexionando sobre sus propias inseguridades.

Y la mayor diferencia entre NF y Eminem es a la vez la menos obvia y más sorprendente: NF es un cristiano que originalmente firmó con una marca de música cristiana. Pero como explica en una entrevista, haciéndose eco de Flannery O’Connor: “Soy cristiano, pero solo soy un artista … solo hago música. Hablo de mi vida, hablo de mi fe. Hablo de cosas positivas que he pasado y que me han enseñado cosas y hablo de cosas negativas con las que estoy lidiando … No hago música para cristianos. Hago música para todos “.

El video de la canción de apertura presenta las imágenes existenciales presentes en este álbum único. Vestido con ropa oscura y un sombrero característico con la palabra “REAL”, el rapero empuja un carrito de compras vacío con un montón de globos negros (que, en un momento, señala cuando se refiere a sus “cargas”) a través de un paisaje desolado salpicado con figuras en monos blancos. NF comienza con una pequeña charla animada consigo mismo: “Hola Nate. ¿Como está la vida? No lo sé. Esta bien. He estado lidiando con algunas cosas como todos los seres humanos y realmente no dormí mucho anoche ”. A medida que avanza la canción, nos adentramos más en las luchas de NF con la salud mental, que aparentemente llegaron a un punto bajo durante su reciente ascenso al éxito:

Las ventas pueden subir
No significa mucho cuando tu salud decae
Ves, todos tenemos algo atrapado dentro
Que intentamos sofocar, sabes, esperando que muera
Intentando mantenerlo bajo el agua pero siempre sobrevive
Y surge de la nada como una mala sorpresa
Luego se cierne sobre ti para decirte millones de mentiras
No te relaciones con eso, no debes estar tan loco como yo.

 Lo que quiero decir es que la mente es un lugar poderoso 
Y lo que alimentas puede afectarte de una manera poderosa
¿Es genial, cierto? Sí, pero no siempre es seguro
Solo quédate conmigo, esto solo tomará un momento, ¿de acuerdo?

Solo piensa en eso por un segundo, si miras tu rostro
Cada día cuando te levantas y piensas que nunca serás genial
Nunca serás genial, no porque no lo seas, sino por el odio
Siempre encontrará una manera de destrozarte y asesinar tu fe

El video de la siguiente canción, “Leave Me Alone”, sube la apuesta. Con la primera palabra, “asustado”, seguimos al rapero desaliñado mientras empuja su carro a un carnaval abandonado de pesadilla donde aún más figuras en monos deambulan en un estupor lobotomizado. NF, angustiado, animado, buscando, aparece como ellos en algunos aspectos, pero es claramente un extraño en esta tierra extraña. Exige que sus propias dudas y miedos obsesivos lo dejen en paz, aparentemente en vano; y en un momento espiritualmente sugerente al final del video, entrega sus globos a la mano de una figura escondida detrás de una cortina.

El par de canciones nos presenta la implacable confrontación de NF con su propia oscuridad mental y espiritual y su ser caído. Georges Bernanos escribió sobre “el fundamento más profundo del alma del hombre: el odio secreto es probablemente la parte más profunda … de cada vida”. La mayoría de las canciones de The Search, desde “Hate Myself” hasta el inquietante salmo “Trauma”, que muestra el talento de NF, es un secreto a voces.

Pero The Search no es todo pesimismo. El hombre, escribió Pascal, es desdichado y grandioso, y es grandioso porque sabe que es desdichado.

La música de NF no se trata solo de la experiencia del sufrimiento y el pecado; también se trata de la pura gracia de enfrentarlo y querer superarlo. La naturaleza humana se resiste a la gracia, como observó O’Connor, “porque la gracia nos cambia y el cambio es doloroso”, y The Search trata tanto de estos cambios dolorosos como de dolores inmutables.

En “My Stress,” anhela la humildad y el desapego: “Soy rehén de mi propio orgullo; las cosas más imporantes de la vida para mí son cosas que se que no puedo comprar”; en “Time,” una canción para su esposa, admite sus faltas y pide su paciencia; y en “Change,” abraza la larga, difícil y dolorosa tarea de desprenderse de su viejo yo. “El año pasado, me sentí suicida”, dice al final del último verso. “Este año, quizá haga algo distinto como hablar más con Dios”. Y esta no es la única vez en el álbum que se revela la fe cristiana de NF como causa de su esperanza. En “Only, admite: “Me gustaría rezar más a menudo y dedicar más tiempo a mi fe”. En “Nate,” le canta a su yo más joven: “Si tienes preguntas o necesitas consejo, entonces habla con Dios, porque él es el único que escucha incluso cuando crees que no lo hace”.

Mientras el mundo de la música está ocupado comparando a NF con Eminem, Johnny Cash es un mejor punto de referencia para la búsqueda profundamente humana – y, en última instancia, cristiana – de NF de gracia en la oscuridad de la vida.

Hay una escena memorable en Walk the Line donde un joven Cash audiciona para un ejecutivo discográfico cantando una canción de gospel suave y predecible. El ejecutivo se resiste a la presentación y pregunta: si Cash fuera atropellado por un camión afuera y tuviera tiempo de cantar solo una canción antes de morir, ¿realmente cantaría esto? “¿O cantarías algo diferente? ¿Algo real? ¿Algo que sentiste? Cash procede a cantar “Folsom Prison Blues”, y nace el Hombre de Negro, cuya música gospel lo condujo al fango con los marginados y proscritos.

NF ha seguido sus huellas, encontrando a Dios en lugares inesperados y surgiendo como el Rapero de Negro para los marginales existenciales de hoy. Pero en lugar de marginados y proscritos encerrados en prisión, expresa solidaridad con los millennials y los iGens encerrados en sus propias mentes. Y en lugar de cantar sobre asesinatos, cocaína, y el corredor de la muerte, canta sobre abandono, ansiedad, y autodestrucción. Se identifica con ellos en su fragmentación, expresa su frustración y señala un terreno más alto sin mover el dedo.

The Search y su abrumador éxito representa uno de esos raros momentos cuando la fe, el arte y la cultura se cruzan poderosamente. Es emocionante verlo, y los cristianos, amantes de la música y especialmente los amantes de la música cristiana deberían deleitarse con ello. Si Dios quiere, también señala un fruturo brillante para otros creyentes que hacen música – e incluso para aquellos fanáticos buscadores que supusieron que una vida de fe estaba fuera de la cuestión.

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.