Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 23 febrero |
San Policarpo de Esmirna
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Las efectivas oraciones flecha que hieren el corazón de Dios

ojciec Pio list do córki duchowej

Mary Evans Picture Library/Mary Evans Picture Library/East News

Kathleen Hattrup - publicado el 14/05/19 - actualizado el 21/09/23

El Padre Pío aconsejaba hacerlas constantemente y es muy sencillo decirlas aprendidas o espontáneamente, lo importante es mantener el diálogo con nuestro Señor

Cuando estamos físicamente cerca de alguien a quien amamos, lo natural es hablar con esa persona. No siempre, claro, ya que las personas que se aman pueden estar juntas cómodamente en silencio. Sin embargo, sería extraño pasar un día entero o incluso varias horas sin decir nada a un ser querido que tenemos al lado.

Los santos aplican este mismo principio a Dios. Él está próximo a nosotros, hablando a nuestros corazones, y nosotros deberíamos responder.

Nuestras palabras pueden ser tan sencillas como cualquier saludo o intercambio que haríamos con los padres, hijos, con la pareja o hermanos cuando estamos en la misma habitación.

«Jesús, confío en ti», es un ejemplo. O simplemente «Abba». También puede ser una hermosa oración «Jesús, sé Jesús en mi vida», o «Jesús, María y José, los amo. Salven almas».

Estas breves oraciones brotarán de forma natural de nuestros corazones si vivimos en la conciencia de que estamos de forma constante e indefectible en la presencia de Dios.

Oraciones que brotan naturalmente

Aunque no nos sea posible tener esa conciencia en primera línea de nuestra mente constantemente, con práctica sí podremos ser más conscientes de la cercanía de Dios en muchísimos momentos a lo largo del día.

«Es preciso convencerse de que Dios está junto a nosotros de continuo. Vivimos como si el Señor estuviera allá lejos, donde brillan las estrellas, y no consideramos que también está siempre a nuestro lado», dijo san Josemaría Escrivá.

En la larga tradición de la Iglesia, se le han dado varios nombres a estas breves oraciones, a estos pequeños saludos que dedicamos a Nuestro Señor a lo largo del día. Se les llama aspiraciones u oraciones jaculatorias (del latín «relativo al lanzamiento») o también oraciones “flecha”.

Padre Pio e São Miguel

Flechas que hieren el corazón de Dios

Esta última designación la empleaba el Padre Pío al describir estas oraciones breves, espontáneas y fervorosas. Decía que eran como «flechas que hieren el corazón de Dios».

Además, el querido santo italiano afirmó que las oraciones «flecha» tienen un poder especial a la hora de traer sobre nosotros la gracia de Dios.

…esta palabra no es exagerada en este caso…

En un escrito de diciembre de 1914, el Padre Pío afirmó que no era una exageración afirmar que Dios está obligado a responder a estas oraciones. Según escribió:

Les insto a que renueven continuamente la intención correcta que tenían al principio y a que ocasionalmente reciten oraciones jaculatorias. Esas oraciones son como flechas que hieren el corazón de Dios y le obligan —y esta palabra no es exagerada en este caso—, le obligan, les digo, a concederles sus gracias y su ayuda en todo.

Tags:
oraciónPadre Pío
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.